viernes, junio 21, 2013

recordando valcárcel



Hace ahora dos años que el edificio Valcárcel fue recuperado: seis meses de intensa experiencia de organización popular que poco (o ningún) precedente ha tenido en la vida política o social de la ciudad. Sería difícil explicar aquí todo lo que ocurrió durante aquel medio año de auto-gestión vecinal que, en realidad, poco llegó a la llamada “opinión pública”, básicamente a causa de los prejuicios, la miopía o, simplemente, las orejeras de la obediencia  con las que muchos profesionales de la información trataron el asunto en sus escritos y tribunitas de medio pedo. No todos, claro, pues sabemos que bastantes periodistas de base sí que entendieron lo que allí ocurrió.
La trascendencia aquello fue reducida por muchos de estos tendenciosos “mensajeros”, sin embargo,  a una suerte de travesura de un “grupito de okupas”, mientras se ocultaba el trascendental acto de denuncia social, cuidado colectivo y demostración real de lo que la gente organizada es capaz de conseguir por sí sola (sin paternalismos verticales, administraciones tutelares ni presupuestos millonarios) para llenar de vida, cultura, encuentro, intercambio y debate un espacio simbólico que parece condenado al abandono, cuando no a la especulación. Eso por no hablar de la importancia patrimonial del edificio, la nefasta gestión en su conservación o el más que sospechoso proceso de privatización al que se ha sometido al viejo hospicio. 
Por eso hemos querido hoy acordarnos y no olvidar. La numerosa gente que vio y vivió todo lo que ocurrió en aquellos meses (y que aquellos chupatintas jamás podrán imaginar) sabe bien a qué nos referimos. Igual que sabe que, más tarde o más temprano, el ejemplo cundirá. En una ciudad como ésta, tan falta de espacio para la autogestión ciudadana horizontal o, simplemente, de vivienda digna para sus vecinos y vecinas (¡y con tantas casas vacías!), más pronto que tarde, la gente acabará sumando dos más dos para dar, al fin, un paso adelante. Y nosotros que lo veamos. 
En El Independiente, 20-06-13