jueves, enero 05, 2012

nuestras máquinas se apoderan de nuestro mundo


El resultado de la globalización financiera es quizá que hemos creado un "autómata" que está en el corazón de nuestras economías y condiciona nuestras vidas de forma decisiva. La pesadilla de la humanidad, ver que nuestras máquinas se apoderan de nuestro mundo, parece estar a punto de volverse realidad, no en forma de robots que eliminen puestos de trabajo ni de ordenadores del gobierno que vigilen nuestras idas, sino de un sistema electrónico de transacciones financieras. El sistema puede con los controles y regulaciones instaurados por los gobiernos, las instituciones internacionales y las firmas financieras, por no hablar de las consideraciones de inversores particulares, consumidores y ciudadanos.