domingo, enero 08, 2012

no tenemos nada que celebrar


Tere y Jesús han estado en Atenas estos días y de su tránsito nos traen este interesante artículo, "Dignidad de acero" para la revista Grundmagazine. Un párrafo de muestra al azar:

Resulta obvio que la diferencia entre un acto vandálico y una acción política en este contexto es que, lo que unos pocos hacen por su cuenta y riesgo es asumido por la mayoría como expresión de un sentimiento común. Todo el mundo se reconoce en aquella acción [la quema de un enorme arbol navideño en 2008], “no tenemos nada que celebrar” dicen, en un país en el que el 40% de las mujeres jóvenes está en situación de desempleo y el IVA alcanza ya el 23%. “Merry crisis and happy new fear”, ironizaba un grafiti.

Un pequeño video de los que entonces pasaba (y ha pasado y pasa y pasará)