domingo, octubre 09, 2011

en el nombre de nadie


Hemos visto, hemos comprendido. Los métodos y los objetivos.
El destino que
SE nos reserva. El que SE nos rechaza. El estado de excepción. Las leyes que ponen a la policía, a la administración, a la magistratura por encima de las leyes. La
judicialización, la psiquiatrización, la medicalización de todo lo que se sale del cuadro.
De todo lo que huye.
Hemos visto. Hemos comprendido. Los métodos y los objetivos.


(...)

Nosotros hablamos de una nueva guerra, de una nueva guerra de partisanos. Sin frente ni uniforme, sin ejército ni batalla decisiva.
Una guerra cuyos focos se despliegan a distancia de los flujos mercantes aunque
conectados a ellos.
Hablamos de una guerra totalmente en latencia. Que tiene el tiempo.
De una guerra de posición.
Que se libra ahí donde estamos.
En el nombre de nadie.
En el nombre de la existencia misma, que no tiene nombre.