martes, junio 09, 2009

el niño bueno

No sabré desatarme los zapatos y dejar que la ciudad me muerda los pies
no me emborracharé bajo los puentes, no cometeré faltas de estilo.
Acepto este destino de camisas planchadas,
llego a tiempo a los cines, cedo mi asiento a las señoras.
El largo desarreglo de los sentidos me va mal. Opto
por el dentífrico y las toallas. Me vacuno.

Mira qué pobre amante, incapaz de meterse en una fuente
para traerte un pescadito rojo
bajo la rabia de gendarmes y niñeras.

de Julio Cortázar



1 Comentarios:

Blogger Raquelilla dice...

Siempre me han dado alergia los comportamientos monocromáticos, mi médico de cabecera me hizo la prueba en el brazo y, mira, me salieron unos ronchones tan grandes que tenían nombres y apellidos...
Ra

10:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home