lunes, marzo 09, 2009

Todo se entiende sólo a medias

Y al fin, junto al estreno del nuevo espectáculo que nos ha tenido tan liados estos últimos meses (salvo sea el paréntesis carnavalero), ponemos en marcha también una web.


La acción poética y musical que está a punto de arrancar, como ya explicábamos el otro día, y que como sabéis estrenamos este próximo jueves 12 en Valladolid, dentro del festival Versátil.es, lleva por título Todo se entiende sólo a medias y aquí está su web para curiosear todo lo que queráis.

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

hola. soy una fan absoluta del circo de la palabra itinerante..los ví en la sala el cachorro y me cuentan que me perdí una actuación memorable en el spoken word, poco después. no he vuelto a saber nada sólo tengo un disco "arte a la idea" y nada más, sin embargo veo que han tocado bastante por ahí y que tienen más grabaciones..en fin ¿para cuándo la siguiente? -admirada

12:19 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

Hola, amiga, qué tal, aquí Miguel Ángel, el anfitrión de esta casa. Muchísimas gracias por tus cariñosas palabras. Tengo el enorme gozo de estar en un proyecto conjunto con José María Gómez Valero y David Eloy Rodríguez, en concreto en el trabajo con el que han dado continuidad a sus aventuras creativas escénicas tras el "Circo de La Palabra Itinerante"... Con ellos (los dos responsables de los textos del Circo... e intérpretes de los mismos), Celia Romero (que fue, curiosamente, también bajista en los principios del Circo) y la participación de diversos artistas estamos presentando "Todo se entiende sólo a medias" por "La Palabra Itinerante"... Creo que te interesará si, como dices, seguías, como yo, con atención y admiración al Circo de la Palabra Itinerante... Hay una web sobre "Todo se entiende sólo a medias": www.soloamedias.net . Nuestra próxima actuación, como acabo de colgar en el blog, es este sábado 3 de Octubre en Granada, en el marco del Festival Poesía en Resistencia (http://poesia-en-resistencia.blogspot.com/)... En este blog solemos dar cuenta de las diferentes actuaciones... La próxima, por cierto, será en el Teatro Moderno de Chiclana (Cádiz) el día viernes 13 de Octubre. Seguiremos informando, pues. Gracias de nuevo.

2:30 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

hola otra vez. estoy alucinada en mi propia nube...el otro día me conseguí descargar del emule un acústico del circo dpi alucinante..¿volverán al spoken word o qué?. he visitado la página de soloamedias pero no consigo escuchar ni ver ninguna cosa..en fin. -intrigada

1:48 a. m.  
Anonymous Anónimo dice...

sobre la perspectiva de Glenn Gould:
"Decretó la sentencia de muerte de las apariciones en vivo. Las condenó por traicionar a la música, Musa Divina. Afirma que el intérprete es un empleado a sueldo de un acontecimiento social que convierte a la musa en acomodadora de palcos, boletera de enfundados en franelas y terciopelos, de un espectáculo en el que los abrigados en sus butacas están a la espera del error reconocible para sentirse victoriosos, o para sentirse aplaudir ruidosamente y entrar en comunión con el intérprete en vaya a saber qué Parnaso. Una ceremonia social que obliga al músico a tomar medidas de la sala para adaptar su ejecución, hacerse escuchar al fondo, arriba, no demasiado en las primeras filas o en el primer palco superior, luego en otra sala de otra parte del mundo debe recomenzar la tarea y cambiar la interpretación. El músico se convierte en un adulador de lo que Glenn llama las fuerzas del mal.

El mismo Arrau, al que Gould cita rara vez, prohíbe grabaciones de sus conciertos en vivo. Ser payaso de un circo itinerante en interminables giras, luego refugiarse en hoteles para encender la televisión y embobarse antes de tragarse los sedantes, vida de mierda.

Es cierto que Gould tenía el llamado pánico de escena, o ansiedad escénica, o cualquiera de los nombres de una situación que no tiene por qué ser normal. Ofrecerse a la vista de tres mil personas no es un acto musical. Ni lo fue en la historia de la música, no lo fue en las cortes ni en los palacetes. Pero ni Bach ni Chopin pudieron por razones económicas sustraerse a los mecenazgos ni al régimen salarial que los obligó a rodearse de la aristocracia y la burguesía que compraba así su entretenimiento y su espiritualidad.

El ejemplo mayor es Mozart, aquel que Gould decía cada vez que podía que debía haber muerto más joven, antes de que su tendencia exhibicionista y la codicia del padre lo llevara a componer música facilista, arpegios de mermelada y vibratos de canela.

Por eso Glenn celebra la era de la tecnología que nos ofrece la redención gracias a un doble poder. Nos permite mantenernos a distancia del canibalismo colectivo de audiencias voraces, y al mismo tiempo llegar a todos y a cada uno en la soledad de su intimidad. Porque eso es la música, el acceso del compositor y del intérprete a la zona de la creación y la participación del oyente en la creación de la misma magia. La música dispone una relación de uno a uno. Para entrar al estado musical no hace falta cerrar los ojos rodeado por 2999 semejantes.

Pero no sólo esto. La tecnología le ofrece al intérprete un nuevo y entrañable amigo: el micrófono. Gould habla del micrófono del mismo modo que hablaba de su perro Nick y de sus pececitos, lo hace con cariño. Dice que hay que interpretar la música para las cámaras de video y los micrófonos, ellos son la nueva audiencia, fetiches de la sonoridad que amplificarán cada nota, la limpiarán de las impurezas y los gérmenes atmosféricos, de la densidad terrestre y de las interferencias de los cuerpos extraños."

12:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home