lunes, diciembre 01, 2008

himno al habla del pueblo


Los idiomas son hijos del arado
y de la honda del pastor
Valle-Inclán


Palabras de la plebe

aguaceros de asoleada música
sois la bellota de la lengua
y tenéis la piel tan deseable
como las mujeres de Renoir

analfabetos sabios que decís
mi madre lloró piedras
ya está mozo el manzano
la Rosario tiene piernas de nata

fruteros sardineras carniceros
verduleras del alma
la poesía
vuestra hija
sólo quiere vivir en el mercado
con las truchas joviales
con las lechugas más arrabaleras

señoritingas maleducadas
profesores de folios caducos
la picha suena de cojones
oídlo
pero no lo digáis
que esos zureos de cantera airosa
suenan a arrullos de violetas
sólo en los labios del pueblo
jamás en vuestros belfos leporinos

años floridos de la infancia
cuando las palabrotas más rusientes
aprendieron
a volar en mi boca
adolescencia lúgubre
de fúnebres paliques eclesiásticos
ahogados en alambres
pero llegó la juventud radiante
recuperé mi lengua
y de nuevo fui libre
porque
volví a poseer el castellano
mi loco amor leal
ginebra seca de mis noches

el habla popular es el sol machacado de la lengua

de Ramón Irigoyen