jueves, octubre 02, 2008

himno

A ti, que de par en par a la noche te abres
y sueño de amor mana de tu dulce fuente,

a ti, cuya prieta sombra me da la luz más alta
primero y último lugar en que me escondo,

a ti, que no sé si eres flor o mariposa,
que me bulles y, de tan quieto, me palpitas,

a ti, que tan agradecido de mis trémulos dedos
tañes a veces la más dulce melodía,

a ti, oh, lengua de las lengua del silencio,
mudo de temblorosa voz estremecida,

a ti, volcán de mieles, arrullo de palomas,
pez fugitivo, vértigo de nadir, agüita loca,

a ti, que no eres mío y todo me lo ofreces,
que igual en frío que en estío desvarías y afloras

a ti, que llaman demonio meridiano, y tu pecado
capital me lleva al vuelo las penas todas,

a ti, que de la madre coronado me vienes
de dolorosa mirra y de lujosos desmanes

a ti, inteligencia de mis sabias abuelas,
a ti, turbio desvelo de mis viejas mujeres,

a ti, roja luna que del frondoso monte asomas
y viertes tu panal en largas libaciones

a ti, por quien el padre con el hijo de disputan
por el mullido musgo de tu húmeda gruta,

a ti, mi fuente de alegría, mi rosa, mi granada y mi tesoro,
mi soledad, mi lluvia, mi razón y mi locura

a ti, a ti, a ti,
te canto ¡coño!



1 Comentarios:

Anonymous Alfonsito dice...

muy bueno, q lástima q antes de leerlo ví la foto.....un abrazo chapa.

6:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home