lunes, octubre 06, 2008

El huracán que me dejó sin casa se llamaba Caracas.


El huracán que me dejó sin casa se llamaba Caracas.
Los paquetes de ayuda humanitaria eran made in Caracas.
Cada una de las piezas de mi cuerpo fue ensamblada en Caracas.

Oleadas de odio con todo mi cariño
todos los recuerdos caen presos de Caracas
carnaval de huevos podridos y confeti sobre mi falda.
No volveré a amar como amé en Caracas.

Amor por el asfalto roto por las raíces de los árboles
enterrados en las avenidas de Caracas.
Amor por las raíces palpitantes de tu sexo
explotando furioso por mí enterrándote en Caracas.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

Esto es un foro para todos aquellos que desean resalvajizarse, que buscan transformar sus vidas abandonando las concepciones culturales impuestas, e iniciar esa recreación encontrándose consigo mismos, involucionando para poder construir sus propias existencias sin policías en la mente ni médicos en el cuerpo. Para aquellos que pretenden una resalvajización global en la que cada momento de la vida vuelva a ser intenso y placentero y no una simple repetición de eventos al servicio de la economía. Aquellos que no pueden deleitarse con las actividades rutinarias y enfermizas que ofrecen los puestos de trabajo, el tiempo de muerte en que se les condena a producir mercancías (y en el que también son convertidos en mercancía), y prefieren recuperar la dulzura de sus sueños, desprenderse de las posesiones materiales y lanzarse hacia el encuentro de un mundo lleno de amor y juego. Para aquellos que desean convivir como personas y no como cosas, como seres vivos y no como máquinas.

Esto es un foro para salvajes: http://besosferales.foroactivo.net/

-----------------------------

Encomendamos esta petición deseosa de alzar el vuelo y encontrarse con acompañantes y amantes que se hallen en alguna parte de aquello que conocemos como Latinoamérica. Eso es, ¡buscamos tu complicidad para realizarnos en torno a deseos comunes que alienten la caída de los muros de Babilonia y el resurgir de la vida, como un aleteo incontrolable de mariposas!

El Internet nos ofrece la oportunidad de comunicarnos de manera aislada y bajo rígidos parámetros sensoriales. Lo sabemos. Conocemos estas limitaciones tan feas que censuran nuestros cuerpos, pero esperamos no nos nieguen la bella posibilidad de encontrarnos muy pronto de manera directa, tal vez en algún pequeño paraíso ingobernable. Eso será obra de nosotros, bonobos golosos que desean seducir al mundo y esparcir una rebelión generalizada con fuego y saliva.

Por ahora nos concierne enmarañarnos en conceptos previos y conocimientos básicos para plantearnos la posibilidad de una vida salvaje. La civilización nos ha hecho demasiado daño física y mentalmente, se ha aprovechado de nosotros, pero todavía no nos ha sacado todo el ju(e)go.

Es probable y deseable poder llegar a conclusiones incivilizadas por medios no civilizados, pero ahora que nuestros cuerpos ya han sido cultivados con el odio y la envidia del Leviathán, necesitamos saber como hacerle frente, como bajarle los pantalones y desnudarlo totalmente, hasta acabar con él, en lugar de salirnos por la puerta trasera; del mismo modo, la recuperación de nuestras vidas implica la recuperación de nuestras capacidades de manera práctica en convivencia y constante relación con un ambiente salvaje, no mediatizado.

Por otra parte, la coyuntura anuncia la aparente próxima e inevitable derrota del sistema industrial, así que ahora más que nunca necesitamos iniciar una percusión corporal generalizada que tiente nuestros cuerpos hacia ritmos que desaten rebeliones por todo este mundo en la búsqueda de uno realmente nuestro y salvaje.

http://besosferales.foroactivo.net/
http://besosferales.foroactivo.net/
http://besosferales.foroactivo.net/

6:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home