martes, junio 17, 2008

last train to africa


Los monos azules en la hierba, pequeña niñita, tambores y machetes en las ambulancias, el policía, el pescador, oh, pequeña ranita, hemos perdido el último tren a África, no mires dentro de tu pesadilla, hay extrañas nubes en el templo de las ratas y niños con armas acechando en la maleza, pequeña hormiguita, los árboles rojos beben sangre en el verano de África, las venas del mundo hinchadas con cadáveres y piedras preciosas, pequeña vaca, un sol de lava viva en los ojos y un campo de llamas en el cielo, pequeña perra, el índice Dow Jones cotizando a la baja nuestro espanto, está a salvo internet de los virus que devoran nuestra carne, malos tiempos para los mass media en Guinea, el cartero, el conductor, oh, pequeño polvo, hemos perdido el último tren a África, una tierra pequeña al sur de tu dolor de cabeza, los suaves elefantes y los leones fríos, los buitres leyendo los posos del café, ratones electrocutados en la televisión, días ciegos, pequeña boa, rojas sirenas estallan en la noche ecuatorial, no podemos ver las estrellas bajo el mar, el mar negro de calor, la atmósfera que quema, la cariñosa sequía de los siglos, pequeña niñita, estamos acabados, Lázaro ha muerto, hemos perdido el último tren a África.

2 Comentarios:

Anonymous K. dice...

Una niña, una rana, una hormiga, una vaca, una perra, algo de polvo, una boa; todas del tamaño de un alfiler (escepto el polvo, cuyo tamaño se salva de todo intento de ser cuantificado), escuchan atentamente, tan atentamente como pueden hacerlo unos seres con unas orejas tan pequeñas como las suyas. Se hacen a la idea, pensando, de que "eso es lo que hay"... ,aunque eso de convencerse en la vida no las convence demasiado.
Continúan escuchando con detalle el relato de todo lo que han perdido. Todo lo que ha pasado de largo. Ajeno, veloz.
No son tan pequeñas, lo parecen por que las vemos lejanas... Porque forman parte de lo que poco a poco les va siendo arrebatado, sustituído por la idea del pasado inalcanzable, del presente indisoluble, del futuro insostenible.

1:53 a. m.  
Anonymous Alfonsito dice...

Te lo dije en Conil y te lo repito, el texto es buenisimo, y todavía lo es más cuando le metes la música. Un abrazo.

7:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home