lunes, junio 09, 2008

gracias

No va a ser fácil explicar lo que ha pasado estos días en cádiz, en estas calles, en La Fabrika, en casa. Así que me abstendré de intentar contarlo.
Acabáis de iros y ya os echo de menos a todas. A todos. Mil gracias, un millón de gracias, por el regalo de estos días de palabra y compañía, de sol y sombras, de belleza y de caos.
Gracias.

Mis amigos aman vivir
de una manera furibunda,
definitiva.
Aman la música y sus latidos,
aman la palabra, los cuerpos,
la compañía,
la verdad sobre todo,
ya lo dije:
aman la vida.

En este país que, como todos,
suicida a los poetas,
ellos esquivan la vida en prosa,
esa maleta gris
donde encerrar a las gaviotas.
En este país que, como todos,
tiene las ansias calladas,
ellos persiguen la vida viva,
como el que pide habitación
en un hotel en llamas,
como la liebre que corre
para evitar su cazador.

Y es que mis amigos,
esos indómitos, esos mal educados,
esos boxeadores nocturnos,
esos borrachos,
aman con los ojos abiertos,
aman porque tienen frío,
aman por la flecha que viene,
porque sólo todos nosotros
somos los asaltantes
del castillo vacío de la muerte.

A mis amigos, esos infelices,
cuando son felices nada puede detenerles,
ninguna pared puede pararles.
Aunque tarde o temprano aparezcan
los cobardes o la policía.
Aunque tarde o temprano llegue
el cobrador que nunca olvida
y su uniforme de espanto.

Por eso,
aunque un día suceda
una excursión de abismo,
un estallido de pena,
y ya no estemos,
siempre estaremos.
Porque resistir se dijo y se dice
con la boca de la sangre abierta.
Porque aunque nos quieran cortar la luz
siempre tendremos velas.
Porque ellos me salvaron,
me salvan,
la vida.

de David Eloy Rodríguez


5 Comentarios:

Anonymous la señora Dalloway dice...

Ya sé que el texto no es tuyo y no conozco a su autor pero es bueno saber que aun hay gente que se reconoce en las palabras de otros, que siente en las pieles de otros y que le mete mano a la vida con ese aliento que diferencia a los poetas del resto: con el aliento de la intensidad.Resistir es una manera de quedarse.

11:08 p. m.  
Blogger Carmen Camacho dice...

Desdentonces me palpo entera, como buscándoos. Y estáis, vaya que si estáis.
Gracias a cada uno, a cada una de vosotras por vuestra lección de temperamento para la poesía y para la vida.
Salud!

9:53 a. m.  
Blogger inwit dice...

Yo todavía tengo resaca... :-) Fui feliz esos tres días, lo sé ahora.

Gracias, gracias!! Bezoz!

1:07 p. m.  
Anonymous juan antonio dice...

Gracias a ti, a vosotros, a todas. Un abrazo, hermano.

3:39 p. m.  
Anonymous miriam reyes dice...

No pararía de dar las gracias, todavía me dura la energía que me regalásteis, las ganas de veros y la alegría.
Gracias y más gracias

12:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home