jueves, marzo 06, 2008

discurso

Al final de un discurso sumamente importante
el gran hombre de Estado al tropezar
con una hermosa frase vacía
cae dentro
y desamparado abriendo mucho la boca
jadeando
enseña los dientes
y la caries dental de sus pacíficos razonamientos
deja al descubierto el nervio de la guerra
el delicado asunto del dinero.

de Jacques Prévert

3 Comentarios:

Blogger la luisa dice...

grande el prevert. y besos, migue, L.

2:54 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

tú sí que eres grande, luisa.
Loquito por verte.

4:28 p. m.  
Blogger Pablo Terradillos dice...

pues sí está bueno el poema, vecino.
esta noche (lunes) voy pá casa del abel a hablar del desierto, si lees estas letras a tiempo y gustas...
besos desde la otra ventana del patio

6:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home