martes, febrero 19, 2008

la residencia


Qué rápida
la vida
y qué lentos
nuestros movimientos.

de Pablo Casares