miércoles, octubre 31, 2007

nos vamos

Nos vamos para Granada/Valencia.
Regresamos la semana que viene.
Besos.


lunes, octubre 29, 2007

libros de la herida (y la agenda en llamas)

Repuestos ya del altercado con el polvo acumulado en las tripas de mi computer (todos necesitamos de cuando en cuando limpiarnos el polvo acumulado en las tripas...), doy con regocijo noticia del dulquérrimo acto de presentación que tuvimos la suerte de compartir este sábado pasado, en el que la editorial sevillana Libros de la herida presentó sus dos últimas criaturas: dos libros enormes de dos poetas enormes. Se trata de Compañero enemigo, de Juan Antonio Bermúdez y de La criminal pasión de poseer, de Manuel Fernando Macías, respectivamanete los números 2 y 3 de la colección "Poesía en resistencia", que ya se abriera con el poemario Todas las puertas abiertas, de Pedro del Pozo.
Así mismo, se inaugura el blog de la propia editorial en donde podréis estar al tanto de los avatares de estos libros y del proyecto que supone esta simpar aventura editorial.
Celebramos con euforia, no ya sólo la bievenida al mundo de estos dos poemarios, sino que los Libros de la Herida sigan en la trinchera...

Pero la fiesta continúa por caminos tan dispares como ilusionantes: Este MIÉRCOLES 31 DE OCTUBRE, veremos a La Palabra Itinerante recitando en la plaza de Alcaudete (Jaén), donde David Eloy Rodríguez y Jose María Gómez Valero traerán con sus voces vivas un batallón de esos poemas que ayudan a vivir. Nos uniremos al día siguiente JUEVES 1 DE NOVIEMBRE, a eso de las 20:30 horas, según nos cuenta el gran Luis Melgarejo, alma de la convocatoria, pues tenemos la ventura buena de presentar nada menos que cuatro libros de poesía y disfrutar de 3 poetas 3 a viva voz en La Zubia (Granada). Será en LA CASA CON LIBROS, alojamiento rural sito en el número 19 de la calle del poeta Miguel Hernández (antigua calle Real, enfrentico la iglesia, vaya) y quienes estarán en esta ocasión serán Carmen Camacho, presentando 777 y Arrojada, David Eloy Rodríguez, que presentará Asombros (con imágenes del artista plástico Miki Leal) y José María Gómez Valero, por Lenguajes (con imágenes del artista plástico José Miguel Pereñíguez).
Allí estaremos para correr como locos (ya lo estoy viendo) al día siguiente hacia Valencia, porque durante el fin de semana los Once poetas críticos se presentarán en Valencia el SÁBADO 3 DE NOVIEMBRE, en la librería Primado (Avda Primado Reig, 102). Allí estarán algunos de los poetas recogidos en la antología: Antonio Méndez Rubio, David Eloy Rodríguez, Miguel Ángel García Argüez, José Mª Gómez Valero, David Franco Monthiel y Enrique Falcón.

La jornada cuenta con dos momentos:

a) A las 12.00 horas se presenta el Once poetas críticos, junto a los nuevos títulos de Los Libros de la Herida (Compañero enemigo de Juan Antonio Bermúdez, y La criminal pasión de poseer, de Manuel Fernando Macías) y el último libro de Ana Pérez Cañamares (La alambrada de mi boca, publicado en Ediciones Baile del Sol).
b) A las 17.30 horas se juntarán las gentes de la Asociación "Caudal" de Poesía (unas 40 personas que vienen, adrede hasta Valencia, desde distintos puntos del Estado español) para debatir sobre "Poéticas, edición y distribución alternativas". Se contarán las experiencias de: la revista "13 Trenes", el colectivo "La Palabra Itinerante", las ediciones de "Los Libros de la Herida", los Cuadernos Caudales de poesía, y el libro Once poetas críticos en la poesía española reciente.

Después, recital colectivo de Antonio Méndez Rubio, Víctor Gómez, Javier Gil, Enrique Falcón, David Eloy Rodríguez, Miguel Ángel García Argüez, José Mª Gómez Valero, David Franco Monthiel, Ana Pérez Cañamares y los argentinos Arturo Borra y Laura Giordani.

En fin, que siento soltar aquí un post tan denso, pero es que se nos echó el calendario encima y haber estado sin ordenador me ha imposibilitado dosificar todas estas convocatorias con la calma que cada una merece por sí sola.

Esto es un jaleo, jejeje, pero ¿quién dijo miedo?

Que no decaiga la fiesta.

viernes, octubre 26, 2007

noooooooooooooo


martes, octubre 23, 2007

en lo profundo de el bosque

Querida gente: esta semana tendré un poco más abandona esta vuestra bitácora porque ando de talleres itinerantes en El Bosque, en los arrabales de la sierra de Cadi. Esto es un pueblito blanquito, pequeño y apacible con 2.010 habitantes, según me han contado hoy las señoras que forman el grupo. Eso los días entresemana: los fines de semana la cosa se dispara... Es un lugar por el que había pasado muchas veces, pero en el que nunca me había parado a mirar las cosas. Hoy, al curzar la calle prinripal, camino de la biblioteca donde tenemos el taller, me ha parecido que ciertamente tiene un aire a Cicely (aunque en gaditano, jejeje) , e incluso la Venta Julián, donde me dan hospedaje, tiene un aire al Brick's, jejeje. Trataré de entrar desde la biblioteca para hablar con calma de lo que se nos avecina este finde en sevilla, pero no prometo nada. Besos grande a todo el mundo.

alguien voló sobre el nido de batman (8 y final)

Iba entonces Batman a agarrar una silla para subir hasta el alféizar de la ventana cuando apareció la Dueña. Todo se congeló por unos segundos. Incluso la televisión pareció enmudecer. Lo habían descubierto. Las cosas, como era de esperar, volvían a salir rematadamente mal. Entonces la Dueña empezó a gritar que qué coño estás haciendo, viejo de mierda, que de qué coño vas vestido, que te apartes de la ventana y que te voy a partir los pocos huesos sanos que te quedan, viejo cabrón, y Batman se quedó paralizado por el miedo con la silla en la mano. Cuando vio con horror que la Dueña se acercaba hacia él, con su bata horrible y los ojos hinchados de sueño y de ira, levantó la silla con una fuerza inusitada y descargó gritando un golpe seco y terrible sobre aquella mole de carne siniestra que se le venía encima.

El canto de la silla golpeó contundentemente justo en medio de la frente de la Dueña haciendo un ruido horrible de huesos que se parten. La enorme mujer se detuvo cuando sintió el terrible trompazo y, después de mirar fijamente a los ojos de Batman durante tres segundos, se desplomó muerta en el suelo. Todos los viejos miraban la escena desde el sofá con sus cabezas vueltas y sus ojos desorbitados. Desde su silla de ruedas, Supermán parecía paralizado con la boca abierta y las manos en las mejillas. Batman aún temblaba con la silla en las manos mirando con temor cómo se habían complicado las cosas, con la ventana abierta a un lado y el cadáver enorme de aquella mujerona ridículamente tirado sobre la alfombra.

Y entonces apareció el Dueño en la puerta del salón, alertado por el estrépito, encendido de sorpresa, cárdeno de una cólera incipiente y descomunal. Los gritos del Dueño estallaron con estruendo como el cráter del volcán más temido del mundo, viejo cabrón, qué le has hecho a mi mujer, te voy a matar, TE VOY A MATAR, HIJO DE PUTA, TE VOY A MATAR, y se abalanzó como una locomotora imparable sobre el pobre Batman al que ya casi no le sostenían las piernas.

lunes, octubre 22, 2007

crezca la red

Bueno, nuevas noticias estremecen nuestro pequeño círculo de blog hermano:

Por un lado, el gran Mariscal al fin se une a la fiesta e inaugura su hueco bitacorero con El Cazador de Mariposas. Hay que estar muy atentos a lo que Iván nos ofrecerá en este nuevo blog que ya muchos reclamábamos. No dudéis en añadirlo a vuestros sitios favoritos.

Por otro lado, la noticia de regreso del gran Bermúdez y su ya clásico Contrabandos, que después de un tiempo inactivo porque Juan andaba liado con mil cosas (dispersión a la que se une su morosa exquisitez), regresa para regocijo de todos los que lo seguíamos con fruición.

Y hay una tercera novedad, pero de ésa hablaremos en estos días siguientes.

¡Que no decaiga la fiesta!

domingo, octubre 21, 2007

agendazo sevillano

ATENCIÓN:

Lunes 22 de Octubre, en la Carbonería (Calle Levíes), por la noche.

La Palabra Itinerante ha sido invitada a participar en el segundo festival poético Chilango Andaluz que se celebrará simultaneamente en México y en Sevilla y que se prolongará toda la semana. Su intervención consistirá en la invitación a la lectura del libro ONCE POETAS CRÍTICOS EN LA POESÍA ESPAÑOLA RECIENTE (Ediciones Baile del Sol, Tenerife, 2007), antología realizada por el poeta valenciano Enrique Falcón, así como del libro de textos teóricos Once poéticas críticas: poesía y desorden (Contratiempos, Madrid, 2007), que acompaña con reflexiones y poéticas a dicha antología.

Recitarán los autores: David Franco Monthiel, David Eloy Rodríguez, Juan Antonio Bermúdez y José María Gómez Valero.

tres notas musicales

En los intrincados recovecos de la red, a veces se topa uno con cosas asombrosas. No me he podido resistir a poner aquí esta genialidad, uno de esos extraños tesoros que a veces relumbran en el carnaval de Cadi. Estamos en 1991: Ese año un cuarteto lanzó la modalidad hasta la estratosfera con una mezcla de arte químicamente puro, tablas y sabiduría. Y mucha, mucha retranca. En esta parodia ("De arte y ensayo") no se salvan ni la ciudad, ni la fiesta, ni la propia modalidad, ni siquiera los propios intérpretes que se ríen de ellos mismos con una cintura finísima. Nos regalaron, de propina, uno de los estribillos para la historia, estrenado en el Teatro Falla pocos días después del arranque de la llamada "Primera Guerra de Irak" (Ay, qué casualidad, ahora una guerra mundial...).
Prometo que otro día buscaré la inolvidable e inteligentísima alegoría de la Familia Real que hacían en otra parte de su increíble repertorio.
Si tenéis 20 minutitos (de atención precisa, eso sí), os aseguro que merece la pena.

viernes, octubre 19, 2007

alguien voló sobre el nido de batman (7)

Efectivamente, en el salón estaban todos los viejos, callados, mirando las graciosas muecas de una presentadora rubia y dicharachera:

¡Hola, marchosos! Hoy tengo para vosotros una sorpresa chachi, superchachi. Estad muy atentos, coleguis y no perdáis detalle. Hoy vamos a pasarlo muy bien todos juntos”.


Ninguno se percató del uniforme de Batman, que entró en el salón y caminó con lentitud y seguridad delante de ellos hacia la pared del fondo. No hubo de hacer demasiado esfuerzo para abrir la ventana. El aire frío de la mañana le ventiló el corazón. Allí estaba el mundo, aquel laberinto de edificios, antenas de televisión, bombillas navideñas, coches aparcados y farolas que bostezaban en la mañana brumosa de diciembre. Entonces lanzó un último vistazo a sus amigos. Todos miraban boquiabiertos las circunvalaciones de aquel culito respingón que les daba los buenos días desde el otro lado de la pantalla. Todos embobados como niños. Spiderman, Thor, Supermán, La Cosa, Lobezno, Dan Defensor, Estela Plateada, La Antorcha Humana... Viejos amigos. Qué lejanos tiempos en que la ciudad era vuestra, en que llevabais la paz a los más oscuros suburbios de los corazones de los niños. Qué mal tratados por el tiempo, por esa fosilización implacable de los sueños, por la rueda inexorable de la lejana juventud desertora, vigorosa y helada, que se funde en las aguas cálidamente dolorosas del otoño, a dónde fue tanto vigor, tanto esforzado relincho justiciero, dónde están esos héroes poderosos que vimos por escrituras ya pasadas, con casos tristes llorosos vimos sus buenas venturas trastornadas, así que no hay cosa fuerte, que a hombres tan vengadores y esforzados, así los trata la muerte, como a los pobres pastores de ganado.
Y Batman sintió una terrible pena al verlos allí, vencidos definitivamente y humillados con sarna por el mayor de los supervillanos, la apatía de existir sin quererlo, de sobrevivir al último trayecto en el escaso maratón de la vida, de recoger las velas para siempre y sentarte a esperar la marea caprichosa de la muerte. Y allí estaban todos, mirando impasibles la televisión y babeando con patético ensimismamiento. Sin redención posible. Sin vuelta atrás. Sin salida.

jueves, octubre 18, 2007

alguien voló sobre el nido de batman (6)

La madrugada comenzó a insinuarse tras las persianas y, por las rendijas, las primeras luces de la mañana empezaron a pintar la pared del fondo con el color de las cebras. No quiso levantarse antes de tiempo, porque romper con algún detalle necio la inquebrantable rutina de aquella residencia podía poner en peligro todo el plan, así que hasta que no escuchó el hilo de voz de la televisión fluir por debajo de la puerta cerrada no dio por comenzada la operación. Spiderman era siempre el primero en levantarse, el más madrugador telespectador que esperaba cada mañana con verdadera complacencia a que comenzase la programación infantil. Luego iban llegando uno a uno y acababan todos en el salón y allí permanecían, sin hablar, hasta que los Dueños se levantaban y repartían con desgana el café sucio y las galletas rancias. Pero ese día, pensaba Batman, él no iba ya a estar allí. Tenía que aprovechar ese intervalo en que ya todos estaban levantados pero los dueños dormían aún para huir de allí. La puerta de salida estaba cerrada concienzudamente, pero no las ventanas. Claro. ¿Qué viejo achacoso iba a poder saltar desde una ventana de seis pisos? Los Dueños debían de pensar que aquellos decrépitos carcamales ni siquiera se atreverían a asomarse y contemplar la perspectiva simétrica del vacío. Pero Batman sabía que la altura no era obstáculo, y menos aún si durante tantos años lejanos uno había sido el hombre murciélago.

En todas estas cosas pensaba mientras se enfundaba su uniforme. Qué electrizantes sensaciones en su piel arrugada al contacto de nuevo con aquella tela elástica y oscura, ajustada como un condón negro a sus músculos hoy deformes y sin fuerza, aquella máscara cubriendo los fláccidos pellejos de sus mejillas, aquellos guantes engullendo sus manos temblorosas y sus dedos esqueléticos. La capa arrastraba un poco por el suelo y los pies le bailaban dentro de las enormes botas. Aun así, cuando Batman se comprobó totalmente uniformado sintió el chisporroteante hervor de la sangre rejuvenecida y un sabor a zumo de naranja recién exprimida le subió energéticamente por la garganta. Miró por última vez su habitación, pensando en las pequeñas cosas que dejaba atrás: ni ropa, ni papeles, ni recuerdos... sólo se iría con su uniforme. No iba a necesitar nada más en su nueva vida, allá en el mundo exterior. Luego, tratando de evitar una lágrima débil, mezcla de la tristeza y el miedo, suspiró con fuerza, abrió sin titubeo la puerta de su cuarto y salió al pasillo arrastrando la capa negra sobre el suelo sucio.

martes, octubre 16, 2007

novena en alabanza del más grande (y 9)

In memory

lunes, octubre 15, 2007

jejejeje viva gallego

pincha para ampliar

alguien voló sobre el nido de batman (5)


La noche anterior al día D, Batman se metió en la cama más temprano que de costumbre. Una extraña turbación le mantuvo despierto en la oscuridad hasta mucho más tarde que de costumbre y ni el sedante que la Dueña le obligaba a tragarse para hacerle dormir pudo apaciguar en su estómago el nerviosismo de saberse próximo a lo que se había convertido ya en la más importante decisión de su intensa y dilatada vida de superhéroe. En la oscuridad de la noche, oyendo las toses cercanas de las otras habitaciones y los nocturnos quejidos de los achaques más sonámbulos, hubo de levantarse un par de veces a tocar su traje oscuro para asegurarse de que todo iba bien y de que, aunque finalmente cayese en el pozo tenebroso del sueño, la gran evasión iba inexorablemente a convertirse, tras tantos días largos de planificación y delirio, en algo real.


novena en alabanza del más grande (8)

En 1984, Pierre Boulez dirigió en París a la InterContemporain Ensemble para grabar varias composiciones clásicas de Zappa. Ésta es una de ellas, que serviría de banda sonora para esta delirante animación de Bruce Bickford

ya queda menos...

 Image Hosting

domingo, octubre 14, 2007

cita

Llega el sueño como una república silenciosa.

de Eloy Fernández Porta

novena en alabanza del más grande (7)

Es 1968. Zappa y sus "Mothers of Invention" graban una sesión para la BBC en la que dejan constancia, de nuevo, de su libérrimo talento.

jueves, octubre 11, 2007

alguien voló sobre el nido de batman (4)

Varios días estuvo Batman dolorido por la certeza de la pérdida de su amigo Conan y en estos terribles momentos de congoja y soledad pensó de nuevo en Robin. El bueno de Robin.


Su inseparable compañero hubiera sido realmente cómplice inmejorable para llevar a buen puerto aquellos planes de fuga de no ser porque él mismo, según supo por la última misiva que recibió hacía tres navidades, llevaba ya varios años tratando de escapar inútilmente de un centro de desintoxicación donde había logrado exitosamente desengancharse de la heroína para acabar atrapado en una religión extraña donde el patriarca santificaba con devoción el culito de sus seguidores en medio de unas ceremonias estrepitosas y ridículas. Batman se preguntó qué habría sido de Robin en estos últimos años. Quizás hubiera al fin alcanzado la fe que siempre le faltó para integrarse definitivamente en la comunidad que tanto le ayudó y hoy oficiase de sacristán preferido del patriarca aguantando por los brazos a los nuevos miembros de la comunidad. O quizás huyó al fin de allí y hoy andaba perdido por esas calles de dios, dando tirones a los bolsos de las viejas para pagarse la papela. O incluso, a juzgar por cómo andaban últimamente este tipo de instituciones, el buen muchacho estuviese quizás convertido en una caldereta con verdura. Sea como fuere, lo cierto es que Batman asumió que no iba a poder contar con ayuda ni compaña de nadie para huir al fin del agujero hediondo y tenebroso en que su vida había acabado convirtiéndose.

novena en alabanza del más grande (6)

100% zappa

miércoles, octubre 10, 2007

alguien voló sobre el nido de batman (3)



Unos días antes de la navidad, cuando Batman fue a visitar a Conan, se encontró que el dormitorio estaba vacío. Más asustado que extrañado, preguntó a la Dueña dónde estaba su amigo. La Dueña le respondió con evasivas, que si ha venido su familia a recogerlo, que se ha ido con su hija al extranjero, que si ha tenido mucha suerte y que si patatín, patatán. Batman sospechó que aquella malvada mujer le estaba mintiendo y que algo terrible le había sucedido al cimmerio.
Sus recelos se acentuaron cuando en los almuerzos siguientes hubo todos los días carne para comer: filetes empanados, hamburguesas caseras, guisos amarillos, rotundas croquetas, brutales estofados... Los Dueños se mostraron esos días más sonrientes que de costumbre y repartían salchichas orondas, tazones de caldo y tiras de bacon frito con esplendidez y arrogancia. Todo el mundo estaba contento porque se había roto al fin el habitual menú de sopa, papas fritas con huevo y yogur natural al que, desde el principio de los tiempos, los Dueños tenían acostumbrados a todos los ancianos, pero Batman seguía con la lastimera certeza de que, tras esas muestras de petulante complacencia y generosidad, había gato encerrado. Como por sus inquietantes suspicacias se sintió desplazado en aquellas entrañables fiestas de desacostumbrado hartazgo y ardentía, fue incapaz de compartir con nadie sus fundados temores de que Conan no había sido recogido por su familia [1] y de que, incluso, no había salido nunca de aquella residencia. Perdió el poco apetito que le quedaba y los Dueños comenzaron a mirarlo con especial desconfianza y preocupación mientras se decían el uno a la otra cosas al oído sin dejar de mirarlo, lo que le acentuaba aún más si cabía su aprensiva angustia existencial. La certeza de que Conan había sido asesinado y su cuerpo tratado con coquinaria profanación le llegó a Batman el día en que movía con desgana su tenedor sobre unas albóndigas en tomate y, ante el penetrante olor a tierras lejanas y el arrojado efecto retronasal del plato en cuestión, supo con seguridad que ya nunca más volvería a ver a su amigo y que, de huir, habría de resignarse a hacerlo solo.


[1] Entre otras cosas porque todo el mundo sabe que Conan no tiene familia: fue asesinada por completo cuando él era un niño allá en una helada aldea de su Cimmeria natal.

novena en alabanza del más grande (5)

Zappa vs Led Zeppelin.... No hay manera: este señor es un cachondo

lunes, octubre 08, 2007

agendazo importante en cadi

La Palabra Itinerante + La Fábrika (Centro Social Autogestionado)
tienen el gustazo de invitarte al foro de debate

POESÍA VIVA de Andalucía
CUENTO VIVO de Andalucía

Una charla en torno a dos interesantísimas antologías elaboradas por la Universidad de Guadalajara (México)


En la mesa redonda participarán DANTE MEDINA y JOSE BRU (autores de las dos antologías) y DAVID FRANCO y JOSE M. GÓMEZ VALERO (escritores y miembros de La Palabra Itinerante)

Ambas antologías se presentarán durante el acto

¿Cuándo? Jueves 11 de octubre 8’30 de la noche
¿Dónde? En LA FÁBRIKA C.S.A. Plaza de la Cruz Verde (Cádiz))
¿Quién? Tú y quien te apetezca que te acompañe

alguien voló sobre el nido de batman (2)


Todas las tardes, Batman visitaba a Conan. Atado a la cama, el viejo bárbaro lloraba dolorosamente su perdida vitalidad, su espíritu aventurero, aquellos días gloriosos de victorias y andanzas, de ser pobre y de ser rey, de ser pirata y vagabundo, mercenario y capitán. Sentado junto a la cama, oyendo tartamudear tristemente a su amigo mientras le contaba batallitas, Batman miraba cómo la tarde se iba consumiendo al otro lado del cristal, donde la ciudad cenicienta y fría parecía llamarle sin palabras. Cuando iba acabando la hora, Batman agarraba la mano temblorosa de Conan y le prometía que algún día huirían de allí, que planearía una fuga y que lo sacaría de aquella oscura habitación, lejos de aquella tétrica residencia, de aquella cama, de aquellas cuerdas y de aquellas hormigas. Conan sollozaba y se bebía sus propias lágrimas. Entonces llegaba la Dueña, gorda y gris, y gritaba que ya está bien de tanto charlar, que bastante amable soy ya por dejar a este bárbaro cabrón recibir visita, y que te vayas ya a tu cuarto, viejo de mierda.



A escondidas, Batman metió su capa en la lavadora una helada mañana de diciembre en que la Dueña había salido a hacer la compra y el Dueño había ido al banco o a algún sitio así. La puerta estaba cerrada con llave y era imposible abrirla desde dentro. Estaban solos y encerrados. Como siempre. Batman esperó a que la máquina acabase su enloquecido centrifugado mirando cómo su capa daba vueltas y vueltas hacia un lado y hacia otro. Estaba nervioso. No sólo porque si los Dueños llegaban en ese momento y lo descubrían podían castigarle severamente, sino porque lavar aquella ropa era la prueba evidente de que, por fin, había comenzado a hacer lo que tanto tiempo llevaba soñando. En cierta medida, podría decirse que la gran fuga de Batman comenzó con una vieja lavadora que centrifugaba ruidosamente un triste martes por la mañana. Estaba sacando la ropa y metiéndola en una bolsa de plástico cuando de repente, oyó el ruido metálico de la puerta. Su débil corazón se aceleró peligrosamente. Los Dueños llegaban. No había tiempo. Tenía que huir. Con las manos temblorosas y acobardado como nunca antes lo había estado, Batman salió de la cocina. En el salón se cruzó con el Dueño.

- ¡Qué haces, viejo de mierda! –le gritó- Os tengo prohibido que entréis en la cocina y hurguéis en la nevera. Nada de picar a deshoras, cabrones, que parecéis putos niños chicos. ¡Esto no es una guardería, piltrafa! Anda, cabrón, sube a tu cuarto ¡Ya!.

Y le dio a Batman un tremendo puntapié en el culo que le hizo crujir varios huesos. El antaño defensor de la ley y el orden corrió escaleras arriba con las piernas blandas mientras se bebía sus propias lágrimas. Lágrimas de alegría. Abrazando la bolsa de plástico se consideró el viejo más afortunado del mundo: ¡el Dueño no había descubierto su plan! Llegó a su cuarto y, ansioso y asustado, sacó la ropa de la bolsa. Estaba empapada. Amarró un pequeño cordel deshilachado desde la lámpara a la reja de la ventana y con amorosa pulcritud tendió su uniforme cuidando de que no cogiera ni una sola arruga. Luego se echó en la cama y, mirando aquella capa negra goteando sobre los periódicos que había extendido por el suelo, comenzó a convencerse a sí mismo de que, efectivamente, sus días allí estaban contados.

jueves, octubre 04, 2007

alguien voló sobre el nido de batman (1)

El asilo no era el lugar apropiado para Batman. Resignarse a la languidez y el aburrimiento, al lento transcurrir de las horas y los días, a aquella depresiva atmósfera de toses y quejidos ancianos, de recuerdos y temblores, pensaba Batman, era la definitiva señal de que uno estaba acabado.



Todos sus amigos estaban allí. La vida en aquella oscura residencia era aburrida y falsa como un disco de flamenco pop. Sin embargo, aquellas viejas glorias, antaño radiantes de vitalidad y poder, parecían todas al fin doblegadas con sumisión a la vejez. Thor no podía ya sostener su enorme martillo, y se consolaba con tristeza entregándose a pequeñas reparaciones y largas tardes de bricolaje inútil. Spiderman, antaño trepador incansable de edificios y cornisas, no hacía más que mirar la tele desde el sofá y sacarse mocos de su peluda nariz. Superman, como todo el mundo sabe, estaba en una silla de ruedas y a todas horas maldecía su suerte y llamaba a gritos a la Dueña. La Cosa apenas se movía aquejada de unos terribles dolores de aluminosis y Estela Plateada estaba todo el día sedado, castigado a base de tabletas de Valium, desde que la Dueña lo sorprendió encaramado sobre la tabla de planchar emulando con torpeza las viejas piruetas de aquellas inmortales gestas de surf intergaláctico. Sólo el bueno de Conan, a pesar del parkinson, trataba de aguantar el tipo mostrando ciertos arrebatos de nostalgia cimmeria y se liaba a menudo a espadazos temblorosos con las lámparas y las macetas, por lo que el Dueño, como castigo y para tenerlo quietecito, lo ató un día a la cama, embadurnó su cuerpo de miel y dejó que se lo comieran las hormigas.



La capa de Batman estaba notoriamente deteriorada. Al fondo del armario, los años y la humedad no habían mostrado clemencia alguna y la tela, descolorida y apulgarada, olía realmente mal. Así que lo primero era tratar de adecentarla. Batman sabía que lo más importante para un superhéroe era, más que su superpoder o su doble identidad, el traje de faena. Y aquella capa, en otros tiempos terror de criminales al ondear esplendorosa y siniestra con el viento nocturno de Gotham City se merecía, al fin, recuperar el lustro y grandeza de sus mejores años.

novena en alabanza del más grande (4)

Fin de fiesta (largos aplausos incluidos) de The Yellow Shark: Zappa dirigiendo a la Ensemble Modern, en un proyecto donde las composiciones sinfónicas de este irrepetible artista rayan el más absoluto de los asombros.

miércoles, octubre 03, 2007

sé involuntaria, sé febril



Sé involuntaria. Sé febril. Olvida
sobre la cama hasta tu propio nombre.
No pidas. No preguntes. Arrebata y exige.
Sé una perra. Sé una alimaña.

Resuella, busca, abrasa, gime.
Atérrate, mete la mano en el abismo.
Remueve tu deseo como una herida fresca.
Piensa o musita o grita ¡Venganza!

Sé una perdida, mi amor, una perdida.

En el amor no existe
lo verdadero sin lo irreparable.

de Félix Grande

novena en alabanza del más grande (3)

El espíritu de Robert Fripp y la mente de Syd Barret encerrados juntitos en una sola canción. Cuesta creer que un tipo que siempre renegó de las drogas y las tachó de reaccionarias (en plenos sesenta) fuera capaz de plantear psicotrips como este tema.

pumarejo power

El próximo Sábado 6 de Octubre, a partir de las 11:00, se va a llevar acabo la “Fiesta latinoamericana” con motivo de la inauguración de la nueva temporada del Mercadillo Cultural del Pumarejo, donde habrá música enlatada y actuaciones musicales en directo a cargo de Dani Torreblanca & Co e Isla negra, además se hará una pintura mural coordinada por Ximena Ahumada ,donde podrá participar todo aquel que quiera, aparte habrá un ambigú para un pizcolavi o almuerzo y pasar un buen día de convivencia vecinal
¡Te esperamos!

atención!!!!!!!

TALLER DE CREACIÓN LITERARIA: NARRATIVA BREVE CONTEMPORÁNEA
Biblioteca Municipal Alberto Lista (en la calle Feria, en el centro de Sevilla)
Imparten: José María Gómez Valero y David Eloy Rodríguez,
del colectivo La Palabra Itinerante.

Duración: dieciséis horas
Número de sesiones: ocho, de dos horas cada una
Periodicidad: una sesión semanal
Fecha: octubre (desde el 9), noviembre y diciembre de 2007
Horario: martes de 18:00 a 20:00 horas.
Número de alumnos: un máximo de veinte

El taller es gratuito. Las plazas son limitadas.
Se empieza el 9 de Octubre.

Las inscripciones son imprescindibles y se realizan en la biblioteca Alberto Lista (C/ Feria, 57. 41002 SEVILLA ; Tel. 954 389 061; Fax 954 904 754).

El Taller de Narrativa breve: Las escrituras de la postmodernidad se enmarca en la línea de trabajo que lleva, desde 1998, nuestro colectivo, La Palabra Itinerante, en el campo de la difusión y promoción de la literatura, la animación a la lectura y la realización de talleres de escritura creativa.

martes, octubre 02, 2007

novena en alabanza del más grande (2)

rock, jazz, pop, psicodelia sin LSD, folk, humor, easy, soul, clásica, protopunk... esta coctelera admitió siempre todo lo que se ponía a mano. Y además, un virtuosismo instrumental asombroso, una banda por la que pasaron los músicos más exquisitos, y, sobre todo, un fuerte compromiso político y vital con la libertad creativa, una visión ácida y satírica del mundo y un incansable combate al americanwayoflife.
Bienvenidos al planeta zappa.