miércoles, noviembre 07, 2007

mayo del 68: comienzo de una época

Atención a esta interesante convocatoria de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).
Precisamente, desde la libreía La Fuga nos hacen llegar la invitación a al inauguración de este seminario.

MAYO DEL 68: el comienzo de una época (I). Semillas y gérmenes.
Organizado por UNIA arteypensamiento.

El acto tendrá lugar el viernes 9 de noviembre 2007, a partir de las 19.00 h. en el local de La Fuga y consistirá en una proyección comentada de cine-tracks de Jean-Luc Godard; intervendrán Amador Fernández-Savater, David Cortés.

Sobre el 68, existe una memoria despolitizadora. La llamamos "memoria
reactiva". La fabrican los medios de comunicación, las instancias
culturales, los partidos políticos. La memoria reactiva trata desde hace
40 años de reducir Mayo del 68 a una algarada estudiantil, a un
conflicto generacional, a una cuestión de hormonas, a un problema de
liberación de las costumbres. Esa memoria reactiva opera personalizando,
estereotipando, banalizando.

En ella hay consenso desde la izquierda hasta la derecha, desde Sarkozy
hasta el Bertolucci de "Soñadores". La diferencia es que unos miran el 68
con nostalgia y piensan que modernizó nuestra sociedad
favorablemente, mientras que los otros lo deploran porque consideran que
ahí está la fuente del desorden actual en los comportamientos.

Existe otra memoria sobre el 68. Una memoria subterránea, anónima y
colectiva. Sepultada desde hace décadas por estereotipos, banalización y
personalismos. Una memoria política, activa. Una memoria necesariamente
conflictiva con el presente. Porque el recuerdo vivo del 68 cuestiona las
ideas dominantes: que la realidad se cambia por arriba, que los partidos
políticos nos representan y promueven la democracia, que la política
pasa por convencer y sumar, que los movimientos ciudadanos son simples
lobbies que presionan a los poderes, etc.

La memoria política del 68 habla de igualdad, habla de la potencia de la
gente cualquiera para detener el funcionamiento social e inventar nuevas
posibilidades de vida, habla de tomar la palabra desde abajo contra todos
aquellos que pretenden hablar y decidir por nosotros, etc. Todo ello tiene
mucho que decir a la gente que lucha en el presente por una vida más
libre y plena, por una sociedad más igualitaria y justa.

Este proyecto busca rescatar esa memoria política. De la mano de algunos
participantes en el Mayo que no se han vuelto con los años arrepentidos
de la crítica social. De la mano del cine que se hizo en torno al 68 como
otro medio de intervención política más. De la mano de testimonios y
documentos que son todavía una fuente riquísima de inspiración e
interrogación para las luchas sociales del presente.

La memoria política del 68 no está al alcance de la mano, ya dada. Por
eso durante un año y medio se ha desarrollado un proceso de
investigación que al mismo tiempo ha consistido en una conversación con
muchos participantes en el Mayo sobre la actualidad de esa memoria activa
en un mundo tan cambiado como el de hoy.

Los resultados de ese proceso de investigación y conversación se
presentan ahora públicamente con la idea de compartirlos difundirlos,
enriquecerlos y discutirlos.

Se presentan bajo la forma de dos encuentros a celebrar en la ciudad de
Sevilla (noviembre, 2007; mayo, 2008); de un ciclo de cine que se
exhibirá en Sevilla, Madrid y Barcelona; y de una serie de publicaciones
que recogerán los materiales generados durante la investigación.

Amador Fernández-Savater.