martes, noviembre 06, 2007

eloy


Llegar a Cadi para conocer de pronto que Eloy ha muerto no es buena cosa. Pero así ha sido. Ya sabíamos que andaba malito y cada vez que alguien pronunciaba su nombre, todo el mundo abría un poco los ojos para preguntar si ya había ocurrido lo que todos sabiamos que iba a ocurrir.
Los pequeños cirios que una ciudad como esta pudiera dar a un señor como él ya han sido dados. No hagamos comentarios al respecto.
Los correos que arden cruzando la noticia dicen esto:

Eloy Gómez Rube (Cádiz, 1952-2007) ha sido el más genuino representante de la movida contracultural gaditana, incansable viajero por el espacio y las modas de la vida moderna de los últimos treinta y tantos años. Su rebeldía y bohemia le llevaron a fundir literatura y vida, creando a partir de la experiencia unos textos que en su mayor parte son indisimuladamente autobiográficos. Fue de los primeros en escribir una literatura gay. Durante los ochenta pasa temporadas en Madrid, donde concibió, junto a dos amigos, los Poemas métricos, tal vez, el primer poemario posmoderno.

Uno no sabe, ciertamente, qué decir ante la muerte de alguien como Eloy.
Lo primero que leí suyo, siendo yo un jovencísimo universitario, fue unas fotocopias que rondaron por la facultad de Filosofía y Letras y que encendieron la ira del decano. Hace mucho de eso. Lo último que leí suyo fue una entrevista que la gente de Lisergia sacó y donde demostraba que, a pesar de los años, seguía más o menos donde mismo.
Incombustible. Radical. Sabio. Ácrata. Genuino. Bruto. Irrepetible.

Que la tierra, compañero, te sea leve.

Puedes curiosear narraciones de Eloy aquí o aquí.

4 Comentarios:

Anonymous anónimo dice...

Ostia, tú, qué palo, no sabía nada. Era el mejor conserje de facultad que un chavalillo podía tener. La de porros que nos fumábamos en el patio con su bendición, regados con unas buenas litronas. Irrepetible, para desgracia de los que vienen. Gloria pa él.
"Y aunque la vida perdió
dejonos hartos consuelo
su memoria"

8:13 p. m.  
Blogger David Franco Monthiel dice...

que la tierra le sea leve!

9:50 p. m.  
Blogger Juanpe dice...

Vaya palo que me he llevado con la noticia. Eloy siempre estaba ahí, dispuesto ayudar en lo que fuese. Qué pena tu ausencia, en la odiosa raza humana pocos he conocido como tú. Gracias por ser como eres, seguro que estés donde estés derrocharás tu alegría y bondad.
Eloy, fuiste lo más, lo más cool!
Que descanses allá donde estés.
Juanpe.

11:59 a. m.  
Blogger El misionero dice...

Vaya palo. Si existe el cielo o el infierno o lo que sea o lo que esté, me lo imagino como nuevo conserje y fotocopiándose su diez mil textos cuando no mire el que esté o el que sea. Así con su garbo y su triste figura de figura.

7:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home