martes, agosto 14, 2007

hay gente para todo

Esto de la red en general y las bitácoras en particular son, ciertamente, botellas lanzadas al mar que pueden ser halladas cuando y donde menos espere uno. Hace ahora tres años en este mismo blog puse una pequeña entrada que, entonces, pasó desapercibida, pero que, ahora, cuando ya la había olvidado, recibe un inquietante comentario. Si tienen paciencia (y valor) lean aquí.

2 Comentarios:

Anonymous mugidor dice...

lo siento estimado, no pasé del tunel blanco.
eso sí, confirmo el título del post.
::: mugidos saludos :::

3:17 a. m.  
Anonymous nobody's boy dice...

Ése lo que necesita es un cosqui...

Yo tampoco podría creer en Dios. Tanta servidumbre para luego morirse.

8:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home