lunes, julio 02, 2007

eva y yo

Blandiendo con urgencia y con destreza
una espada de dientes y granadas,
una espada que pide más espadas,
levanta el ángel quieto su cabeza.
Se acabaron la leche y la cereza:
la leche y la cereza regaladas
por Dios en el Edén
”.
Con desgastadas
palabras habla el ángel; casi reza.

Una navaja blanca y una hiena,
un blanco Paraíso sin más dueño
que una espada de mármol y de arena.

Es Eva, siempre es Eva y el empeño
de quererse comer la luna llena,
la manzana y la víbora del sueño.

3 Comentarios:

Blogger inwit dice...

Mostro!! Menzelectrifican los pelillos de las orejas de leel-lo a usté... Bezoz!!

10:19 a. m.  
Blogger garcía argüez dice...

joooooooooo, yo quiero ir a granadaaaaaaaa!!!

1:26 p. m.  
Blogger la luisa dice...

pos vente, coñe, vente. ya. fecho. l.

3:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home