sábado, junio 30, 2007

mariví

Algún día
todos los hombres morirán
con la misma palabra en los labios.
Nos tocamos la cara con las manos
y sentimos la cruda calavera
de la muerte cercana
debajo de, tan leve, la carne.
Mariví.
Tus ojos me matan.
La tarde está gris
y preñada de ranas.

2 Comentarios:

Blogger timimi dice...

uf.pensar en la muerte,cuando estoy en plena juventud....no pega
quien coño es marivi

2:25 a. m.  
Blogger garcía argüez dice...

jejeje pues sí, mejor no pensar...
y marivi es todo el mundo.

7:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home