martes, septiembre 12, 2006

tierra quemada

La tierra quemada que tus sandalias pisan no entiende ni el fulgor de los pájaros ni el olor de las fresas que se encienden bajo el aire.
La tierra quemada no sabe de arroyos, de charcos ni de lluvia, ni entiende los esquejes de las plantas, las manos frescas y amplias del tierno albaricoque, el olor ancho y hondo de las brevas dulces, la dureza salada y azul de los viejos minerales que duermen enterrados en la tierra, ni comprende la epidermis de las piedras tapizadas de verdín.
Este estéril territorio donde sin remedio entramos nos augura solamente una lenta travesía de polvo, de sulfuro y de sudor.
Es la tierra quemada donde todos clavamos las rodillas a mitad de camino, pidiendo agua a gritos con la carne caliente y requemada por el aire, el azufre y el calor.
Es la zona roja y muerta.
Es el reino de las dudas.

Es el viento cuando cruza sin querer el ecuador.

6 Comentarios:

Blogger la luisa dice...

por mucha tierra quemada que pisemos, sabe ya vuesa merced que en los adentros, por las entretelas esas del palpar los latidos de la vida siempre hay plantas de unos verdes que hipnotizan y semillas germinando y minerales esperando que toíto vegetal callín sarrime tenga un algo de alimento. por muncha tierra quemá que quede por delante y aunque llene tol terreno que se queda por delante de los ojos hasta justo el horizonte siempre queda flora y fauna que ahí llevamos sin saberlo munchas veces. yon qué zé, que no. y si no mire usted cómo respiran de vivas y sabias y tiernas sus propias palabras propias antes de convocarles y echarles encima del solar en donde van tirando ahí solas el quemante de los fuegos surfurozoh. que me quedo con las manos del albaricoque, vaya. con todo eso. y que zurzan al apocalipsis y a lo que haga falta, diantre. y besos, hostis, ya. non zé si mensentiende, pero. bueno, besos, migue.

6:29 p. m.  
Anonymous SS dice...

Yo stoy con la luisa,killo,el texto es estupendo pero echo de menos esa visión esperanzadora del mundo que te caracteriza. Creo que debemos fijarnos en el encanto de la vida, de desencanto y muerte ya estamos empachados, ya se encargan de mostrarlas a cada instante. Fijémonos en el encanto porque es la única manera de embarcarse en la lucha y en la idea de que OTRO MUNDO ES POSIBLE.

7:42 p. m.  
Blogger Kampanilla Punk dice...

¡ Es la tierra la que habla? Quizás la zona roja?
Son las dudas en su reino?
O quizás el viento cruzando el ecuador?
Dónde están esas sandalias, caminante, que te hacen caminar?
Mira en tu macuto que seguro esté lleno de esquejes, de jugosos albaricoques y de cantimploras con el agua necesaria,no más, para mirar al horizonte.
BESISIMOS

11:37 p. m.  
Blogger ana dice...

Cruzar el ecuador no está tan mal... si sigues caminado, sales de la tierra quemada, has entrado hasta donde es posible, ya no puede haber menos, así que sólo queda ya volver a encontrar el verdor, el olor de las fresas, la dulzura del albaricoque y la madurez de las brevas dulces.
Eso, si sigues caminando.
Besos y más besos.

11:57 p. m.  
Anonymous Nobody's boy dice...

¡Qué texto te ha salido, tío! Te lo has currado y que tú veas esto y yo lo vea contigo me llena de esperanza, si vemos la tierra quemada es porque tenemos los ojos para verla. Ya decía David eso de que el incendio prosigue por los márgenes. Y el viento cruza los ecuadores, jeje. Un abrazo.

10:04 a. m.  
Blogger garcía argüez dice...

hey, que nadie se preocupe por estos textos, que son ya viejos, escritos hace unos años. Ahora, revisando un libro de poemas que, por fortuna, nunca acabé y que no pienso acabar, me los he vuelto a encontrar y los he rescatado para el blog.
Sólo es eso.
Pero sois unos soles, Besos enormes.

10:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home