sábado, junio 17, 2006

unas palabras realmente inquietantes

Hay cosas que han cambiado para mejor: las mujeres no son ganado, expresan su derecho a que se les pague lo mismo que a los hombres, a ser respetadas, a no ser el «segundo sexo»; pero en la cues­tión del emparejamiento las cosas no han cambiado nada. La atracción y el amor sexual no son un impulso de la conciencia, sino del instinto y la pasión, y en este aspecto los hombres y las mujeres son radicalmente distintos. El hombre aún sigue teniendo mayor autoridad y mayor autonomía. Es algo biológico. El “destino” de la mujer, es recibir el esperma y retenerlo, y el del hombre, en cambio, consiste en darlo, y en esa entrega se agota, de ahí que a continuación se retire. Mientras ella, en cierto sentido, está siendo alimentada, él, por el contrarío está siendo vaciado, y para resucitarse a sí mismo procede a una huida temporal. Como consecuencia de todo ello, tenemos el resentimiento de la mujer, al verse abandonada, aunque sea por poco tiempo, y el senti­miento de culpabilidad de él, porque se aparta; y, sobre todo, su sentido innato de la autoprotección, por el que tiene que volver a encontrarse, para una nueva afirma­ción de sí mismo. La unión, pues, nunca pasa de relati­va. El hombre puede ayudar a "fregar los platos" y todo eso, pero siempre anda con la mirada en otro sitio, y su compromiso es más ambiguo.

De Edna O’Brien

7 Comentarios:

Blogger ana dice...

Muy, pero que muy inquietantes.
Besitos, guapo!!

11:21 p. m.  
Anonymous ss dice...

Pues no me inquietan porque, desde mi punto de vista, aunque se demostrase la posibilidad de una influencia innata que diferenciase el comportamiento de los hombres frente al de las mujeres jamás debería entenderse como un principio absoluto al que debemos someternos. Las diferencias de género(especialmente dentro de la pareja) no pueden reducirse al designio implacable de la biología pues, sin duda, nacen tb como resultado de un complejo orden cultural, social, religioso, político etc que entre todos debemos supera para hacer perceptibles nuetras diferencias individuales y nuestra condición específica HUMANA.

12:19 a. m.  
Blogger Kampanilla Punk dice...

Santo cielo¡¡¡¡¡
Esto de donde sale?. Y el placer de estar el uno con el otro donde queda?
Nada chicos, que la fuerza os acompañe.Hay que joderse.

5:52 a. m.  
Anonymous SS dice...

Claro que sí, kampa, en eso llevas toda la razón, lo fundamental es el placer de estar juntos pero creo q el texto no discute eso, habla de que los tíos tienden a ser más libres y más ambiguos a la hora de comprometerse porque bilógicamente son así. yo creo que es mucho más complejo y que la libertad de las mujeres se ha castigado más que la de los hombres y está peor vista. si hay un componente genético no es determinante pasa después por el filtro de la cultura, ad+ cada persona piensa, siente y entiende las relaciones de una forma independientemente de su sexo. Bueno, pero paso de debatir más por internet... me voy a dar el placer de irme a dar una guertesita con mi niño que está er día mu gueno.bay.

1:22 p. m.  
Anonymous inwit dice...

Yo después del "Contra la Pareja" de Agustín no puedo decir nada sobre este tema. Él lo dijo todo y mejor. Bezoz!!

9:02 a. m.  
Anonymous SS dice...

UFFFF! DESDE LUEGO QUE SÍ, INWIT, DON AGUSTÍN GARCÍA CALVO,NADA MENOS, "CONTRA LA PAREJA" Y "SERMÓN DE SER O NO SER" MAGNÍFICOS!!!un autor muy interesante de leer pero muy incómodo a la hora de aplicar....y ya me voy de viajeeee...bay

5:11 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

...kemakivocao.."ser Y no ser"

10:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home