domingo, diciembre 11, 2005

las luces azules

Inicio, resignado, el camino hacia las luces de Conil. Ni los árboles me parecen ya tan hermosos, ni las chumberas tan especiales. Mierda. Si pasase al menos un coche, quizás podría acercarme hasta la estación de autobuses, pero por allí no pasa nadie. La carretera está absolutamente vacía. No se oye nada salvo el viento y los grillos. Las sombras me comienzan a cercar. Me siento ridículo. De qué estúpida manera pueden torcerse las cosas.
El viento mueve las copas de los eucaliptos. Las nubes oscuras se ponen en movimiento. Por un instante, pienso en la posibilidad de que se ponga otra vez a llover. No. No creo. Sería el colmo de la mala suerte. Allí en medio de la nada, bajo una cortina de agua. Ni siquiera me he traído el chubasquero. Sé que ha sido una imprudencia, pero, en realidad ahora no puede ponerse a llover ¿verdad? sería demasiado ridículo. No es posible.
Así que, lógicamente, empieza a llover.
Lo que comienza siendo un suave aguacero no tarda en arreciar hasta ser un pequeño diluvio. Grito bajo la lluvia maldiciones sin nombre. Me irrito hasta la cólera. Luego decido calmarme. No hay nada que hacer. Las cosas han salido todo lo mal que podían salir. No hay nada que hacer. Continúo caminando. Cada vez llueve más fuerte. Cuando ya he asumido que por aquella carretera no va a pasar nadie, oigo a mi espalda el ruido de un coche.
Dios. Por fin.
Seguro que no puede pasar de largo. Esta lluvia, esta hora, este sitio. Se apiadará de mí, me digo a mí mismo en una centesimacentésima de segundo. Automáticamente, sin volverme siquiera, saco la mano en señal de autostop.
Entonces el corazón me da un vuelco porque veo las luces azules.
Cuando comprendo que estoy pidiendo ayuda a un todoterreno de la Guardia Civil es ya demasiado tarde.

5 Comentarios:

Blogger ana dice...

...y cuando parecía que no podía estar más enmarronado....
La Ley de Murphy hecha gato!

12:38 a. m.  
Anonymous inwit dice...

Bueno, con quién iba este pel-la a estar mejor que con la benemérita...

9:59 a. m.  
Blogger Kampanilla Punk dice...

Bueno, ya tiene la parejita.Mala suerte tien el chico.

Por cierto, menos lobos caperucita y conformate, si puedes, con las más mayorcitas.
Besísimos.

10:21 a. m.  
Anonymous Nobody's boy dice...

Hombre, no creo que la Guardia civil vaya a cachear a un pobre desgraciado que les pide auxilio...¿o sí? :p.

3:28 p. m.  
Blogger nika dice...

Y es que en ocasiones, cuando a la vida le da por vestirse de azul, suelen suceder cosas surreales.

9:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home