lunes, noviembre 28, 2005

una puta ruleta rusa

...total, que entran dentro y nada más entrar el perro empieza a ladrar hacia mi colega como un descosido. Los picolos se acercan al colega, que, claro, estaba ya acojonado, y le piden la documentación y esto y lo otro y le preguntan si consume y el colega, acojonado, con el perro ladrando, diciendo que no, y rebuscando el carné, y la gente mirando y murmurando y, total, que allí mismo lo cachean pero no le pillan nada porque el único porro que le quedaba es el que se ha fumado, y empiezan a hacerle preguntas y le preguntan dónde está su equipaje y el perro venga ladrar y venga ladrar como una mala bestia y es entonces cuando uno de los picolos se da cuenta que no es mi colega a quien el perro está ladrando, sino a aquel tipo de la bolsa que está justo delante. El pobre tipo aquel está blanco como la leche, me cago en dios, sudando como un cerdo, y el perro venga ladrarle y venga ladrarle, y entonces los picolos dejan a mi colega y se vuelven hacia el pobre cateto aquél y le preguntan que qué lleva en la bolsa y él dice que nada con una voz nerviosa de acojone y el picolo le dice si puede enseñarle la bolsa y allí mismo la abre y el perro loco, y me dijo mi colega que no se lo creía, pero que aquel tipo debía llevar cuatro o cinco kilos de farlopa, en bolsitas igualitas, de medio kilo o así, alucinante, aquel tipo iba cargado de cocaína, quién iba decirlo, con la carita de cateto que tenía, seguro que era la primera vez que se metía en líos, joder, y el perro ladrando, total, que todo el mundo se da cuenta de la historia y el autobús se queda en completo silencio, todo el mundo alucinado, y mi colega más que nadie, joder, y entonces sacan a aquel tipo de allí y le dicen al chófer no sé qué y pasando de mi colega, total, que el autobús arrancó y siguió su camino y mi colega se quedó allí roto, que no sabía si reírse o llorar, que se había librado de un marrón bueno, y que aquel pobre tipo se había buscado la ruina de una forma estúpida y que a lo mejor era culpa del destino o de aquel porro, y que la vida es una puta ruleta rusa y, ya ves, las cosas que pasan tío, vaya papeleta ¿no? oye, Guaqui, tú no tendrás una rayita para invitarme ¿no?

Y entonces sentí ganas de coger al Pitu y de estrellarlo contra la pared.

8 Comentarios:

Blogger ChrisWoznitza dice...

Hi I´m Chris. Greatings from Germany Bottrop !!

6:48 p. m.  
Anonymous Nobody's boy dice...

Brutal. El final está, de verdad, de puta madre. Cómo mete la pata el Pitu. Brutal.

10:10 p. m.  
Blogger M. Punk dice...

Bueniiiisimo!! Parece que al final me voy a enganchar. Un abrazo.

10:27 p. m.  
Blogger inwit dice...

Diozz qué maeztría...

Cómo ocurre a veces que se juntan dos realidades cargadas de energías opuestas y, sin tener culpa ninguna de ellas las chispas son inevitables... Se destrozan relaciones así, sin saberlo apenas, sin poder hacer nada para evitarlo una vez que la pata está metida...

El Pitu sa cagao, a ver cómo sale de esta.

11:50 a. m.  
Blogger Kampanilla Punk dice...

¿Se te ocurren a ti estas cosas o te las cuenta la gente por la calle?
Es genial, eres genial....

4:42 p. m.  
Blogger perfevilloso dice...

Bueno, Chapa, nunca te he escrito porque no estaba registrado en los bloggers estos de los cojones, pero aquí estoy.
H: Humildad y paciencia
T: Tetrabrick
Supongo que ya sabes quién soy.

9:31 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

BORJA: Gracias, campeón...
MARTÍN: Ole el tío ahí. Sé que tu nuvo curro no te lo pone fácil pero.. ¡llégate a visitarnos un día al taller, maestro!
INWIT: Bezoz ya mu prózimoz...
KAMPANILLA: Gracias,chula.Pero en concreto esta anécdota del porro en el secorbus y el señor del paquete es real como la vida misma, puedes creerlo...
PERFE: pues dame una pista, aunque seguro que me hablas de muy cerca. Besos!

10:48 p. m.  
Blogger perfevilloso dice...

Íbamos a montar un grupo que se llamaba Capitán Osasuna, jejeje...

12:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home