viernes, noviembre 25, 2005

pues que resulta que...

... pues que resulta -empieza a contarme el Pitu- que un colega acaba de llegar de Madrid y le ha pasado en el Secorbus una movida alucinante: ya sabes cómo son de pesados esos viajes hasta Madrid, en ese incómodo autobús, ahí encerrados en esos sillones, tantas horas, pues resulta que el colega, cuando el coche para en Guarromán, que ya sabes que es la única parada que hace de aquí a los madriles ¿no? pues va el colega y se lía un porro para relajarse, porque en los autobuses ya no dejan fumar ni tabaco, por muchas horas que dure el viaje, que éste dura ocho horas, una detrás de otra, ya sabes, pues resulta que el colega se lía su porrito y empieza a fumar allí tranquilito, afuera, un poco apartado mirando aquellos enormes camiones aparcados, mientras los pasajeros van a mear o a comprarse una cocacola o algo y se hace el cambio de conductores, que la verdad es que es un sitio deprimente Guarromán. Tío, bueno, Guarromán no sé, porque no lo conozco, pero la parada que hace el Secorbus en aquella especie de polígono tan cutre es la polla, bueno, pues resulta que este colega lleva el canuto por la mitad cuando el autobús ya se va a ir y entonces apaga el porro y se lo guarda en el bolsillo para terminárselo al llegar a Madrid. Pero a mitad del camino, aburrido porque no podía ni oír ni la peli que estaban poniendo en el autobús, porque no se oían bien los auriculares esos cutres que hay, pues que se va a la parte de atrás, donde no hay nadie, sólo un tipo con una bolsa, un tipo con cara de cateto, que seguro que era la primera vez que iba a Madrid en su vida y que vendría, qué se yo, de Chiclana o de Medina, y allí el colega se enciende el porro para terminárselo, con dos cojones, porque sabe que el chófer le va a llamar la atención, pero el piensa: al carajo, esto me lo fumo yo de dos caladas y visto y no visto, a ver qué me va a hacer el chófer, ¿dejarme en mitad del camino? Anda ya. Y es que después de tantas horas ya no aguantaba más y que digo yo que no hace mal a nadie si se fuma las dos caladas que le quedan, no, joder, no van a tenerme tantísimas horas allí encerrado sin un puto cigarro. Total, que el colega se enciende el porro y, claro, el olor no tarda en llenar todo el autobús, que serían sólo dos caladas, pero ya sabes cómo huele un porro bueno dentro de un autobús ¿no? Y alguna gente venga mirar para atrás con mala cara, que nadie le dice nada, pero mucha gente volviendo la cara hacia el colega y entonces el olor que le llega hasta el chófer, hasta adelante, y el colega ve cómo desde su asiento, el conductor lo está mirado por el enorme espejo retrovisor y piensa: ostias, ya me va decir algo, pero como ya tenía el porro casi acabado, lo apaga en el cenicero del asiento y tira la chicharra en una bolsa de plástico con basura que había allí de otro pasajero o yo qué sé, pero entonces, fíjate lo que son las cosas, resulta que un poco más adelante hay un control de los picolos, que vete a saber qué hacían allí, parando algunos camiones o qué se yo, la cosa es que el conductor, que no ha dejado de mirarlo con cara de mala ostia aunque ya había apagado el porro, va el cabrón y para. Fíjate lo que te digo, que no es que los picolos le dieran el alto al autobús, es que el hijo de puta del chófer paró para putear a mi colega, hay que ser cabrón. Total, que con el autobús en el arcén, el tipo se baja y habla con los picolos señalando al autobús. Mi colega dice, joder, la cagué, y de pronto ve como el chofer vuelve al autobús y detrás vienen dos picolos, flipa, Guaqui, flipa, ¡con un puto perro policía de ésos! Total, que entran dentro y...

8 Comentarios:

Anonymous Nobody's boy dice...

¡Agggggg! ¡La historia estupenda, el argumento magnífico, pero no nos dejes así! :p. Gracias por adelantarnos la historia del Guaqui (¿sigue en pie ese súperborrador que me dijiste?). Besos.

10:29 p. m.  
Anonymous mochuelo dice...

volviste a hacerlo... ¡gggffrftw...

2:03 a. m.  
Blogger ana dice...

No está ni medio bien esto de que te dejen a medias....

1:30 p. m.  
Blogger el que deambula dice...

Jajaja, pobre tipo, sobre todo si nadie llama a la policía cuando tienes detrás a un cabrón roncando con aliento a chorizo y falta de aseo.

Me alegro de volver por aquí, como ya sabes he estado pachucho.

3:26 p. m.  
Blogger totito dice...

Tanto de Medina como de Chilana o Puerto Real na bueno se puede esperar.

11:27 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

BORJA: Claro que sigue en pie ese borrador! te lo haré llegar pero, claro, cuando esté debidamente corregido y pulido, jejeje ;-), ya sabes como va esto. besos.
ANA: Bueno, dicho asi como lo dices, es cierto que no está muy bien que digamos, jejejej
y gracias por la visita.
ÁNGEL: Qué bien tenerte entre nosotros de nuevo. Espero que esa salud vaya a viento en popa: Subidón de leerte por aquí de nuevo. Bienvenido again...
TOTITO: De Chiclana o Medina no sé, pero de Puerto Reales al revés: no puede salir na malo...

7:10 p. m.  
Blogger Miada dice...

Desde la ignorancia... ¿Ostias no es con hache?...

Un beso.

10:48 a. m.  
Blogger garcía argüez dice...

buena pregunta, miada. el DRAE sólo recoge "ostia" como "ostra" y "hostia" como sacrifico, oblea o golpe... Sin embargo, de pequeño (como se debe notar) fui educado en un colegio religioso de ramalazos fundamentalistas, y allí me enseñaron que si se usaba esa palabra como exclamación (y en realidad era pecado usarla)se debía escribir sin "h", para que significara "ostra!" y no fuera blasfemia. Así que, como aún estamos en fase de corrección, no me decido a usarlo de una manera o de otra.¿qué hago? ?Basfemo o no? Aconséjenme...jejeje
besos y gracias por la corrección...

11:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home