jueves, noviembre 17, 2005

preguntadle a alberto

Bueno, pues las buenas noticias no nos dejan de alterar el corazón (por fortuna).
En un día tan especial como hoy, el señor Alberto Porlan, maestro, amigo, hermano, ha sido finalista en el Premio Fernando Quiñones de novela con "Preguntadle a Neptuno" (¿estaremos aún a tiempo de convencerlo para que cambie el título?).
El premio es como si fuera de todos nosotros. En marzo se presentará la novela (la editará Alianza) pero ya desde hoy comenzamos a celebrar la victoria de una novela sólida, valiente y limpia (en todos los sentidos) que, desde su origen, nació y ha ido creciendo y madurando cercada por la cizaña.
Pero ahí está la campeona.
Y ahí está el campeón de su autor.
Que no decaiga la fiesta.

Ah, el primer premio lo ha ganado Miguel Naveros.