lunes, octubre 10, 2005

es la hora, ven conmigo

Las cervecerías decoradas al estilo de las tabernas irlandesas son los sitios más deprimentes del mundo. Esa luz mortecina y asfixiante, esas terribles paredes forradas de madera y sobre todo ese olor rancio a cereal podrido son una combinación espeluznante. En estos sitios sólo deberían entrar los infelices. Y sin embargo aquí estoy, entrando por esta horrible puerta y quitándome las gafas de sol. El Negro está sentado al fondo mirando la tele sin volumen. Nos bebemos unas cervezas y hablamos de fútbol pero, de momento, no me dice para qué demonios me hecho venir. Tengo una ligera pero molesta resaca y comienzo a sentir algo de hambre. Aún así, aguanto el tipo como puedo siguiendo una charla en la que ni él ni yo tenemos el más pequeño interés mientras bebo una de esas espesas cervezas negras que no sé muy bien por qué demonios he pedido. Ésas son las infelices decisiones que uno toma cuando está en un estúpido bar de éstos. Llevamos un buen rato charlando y aún no me ha dicho ni una sola palabra sobre el negocio que nos vamos a currar. De pronto, el Negro acaba de un trago su segunda jarra y me pregunta la hora. No tengo, así que se la pedimos a unas chicas que charlan en la mesa de al lado y ellas nos la dicen sonriendo. El Negro me mira sin hacerles el menor caso y me dice:

− Es la hora, ven conmigo.

Y se levanta dejando un billete en la mesa. Sale hacia la puerta sin esperar el dinero de vuelta y yo me levanto atropelladamente y le sigo como sigue un perrillo a su dueño.
El domingo sigue ahí fuera.
Camino sin saber a dónde me lleva.
El sol del invierno dora las balconadas de la calle.

3 Comentarios:

Anonymous Nobody's boy dice...

Es buenísimo. ¿Me lo mandarías por pdf? ¡no puedo esperar a su publicación! ¿Volviste a casa o sigues en el pueblo? Porque tengo algo para ti :). Besos.

10:14 p. m.  
Blogger ana dice...

Bienvenido y bien hallado, don Miguel Ángel! Ya se iban echando de menos esos gatos.
Besazos.

1:50 a. m.  
Blogger garcía argüez dice...

BORJA: gracias, hermanito. Te prometo un borrador completo en podf cuando acabe la ronda de correcciones (que me temo, va a alargarse ás de lo previsto). Estoy en casa.
ANA: Gracias, chula. Seguimos aquí y allí (en los territorios de ampharou). Besos.

7:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home