lunes, septiembre 05, 2005

de cajón

Descubre tu presencia
y máteme tu vista y hermosura;
Mira que la dolencia
de amor, que no se cura
sino con la presencia y la figura.

de San Juan de la Cruz