miércoles, agosto 24, 2005

y click, piiiiiiiiiiiiiiiii

El domingo termina mientras anochece con prontitud. Desde la ventana de la cocina veo gatos pardos salir de sus guaridas mientras preparo algo de cena. En el salón mi madre y mi hermano ven la tele. Entonces suena el teléfono. Tengo una corazonada.

- ¡Yo lo cojo!

Que sea David. Que sea David. Que sea David.
Levanto el auricular. Efectivamente, el corazón me da un vuelco. Su voz suena en mis oídos como el canto de un ángel.

- ...
- Hola, David
- ...
- Sí. Pasé cerca y me apeteció saber de ti.
- ...
- Bueno, me abrió un chico al que no conozco. ¿Un nuevo compañero de piso?
- ...
- Me dijo que no estabas.
- ...
- Ya, pero no sé. Es que no le conocía y además me pareció un poco cortón ¿Y el Guaqui? ¿Qué hay de él? Tampoco estaba en el piso.
- ...
- Hace mucho que no os veía. Me apetecía haceros una visita.
- ...
- No seas borde, tío. A mí ni mi novio ni nadie me tiene que dejar la correa suelta. Además… hemos roto.
- ...
- Hace un par de semanas. Supongo que te alegrarás ¿no?
- ...
- No sé. Confusa, como de costumbre...
- ...
- No empieces a ponerte borde, tío. Sólo me apetecía saber de ti. ¿Cómo andas?
- ...
- Me han dicho que andas un poco engolfado.
- ....
- Sí. Otra vez estás privando como antes. Sé que el Luini y la Rosa te han tenido que llevar a casa casi cadáver varias veces últimamente.
- ...

Piiiiiiiiiiiii.... Oigo cómo la máquina le pide más monedas. Suena un chasquido metálico, luego sigo.

- Una que se entera de todo... ¿y el curro?
- ...
- Lo siento.
- ...
- ¿Y la facultad?
- ....
- Ah
- ...

Su tono de voz ha cambiado. Siento como si me susurrara al oído. Esos susurros siempre me han hecho sentir tan dichosa.

- ...

Me pregunta cómo estoy. No contesto y dejo pasar unos segundos en que oímos nuestros silencios. Entonces pronuncia mi nombre, como preguntando si sigo en el teléfono.

- ...

Las palabras se me escapan de los labios como polluelos asustados que corren hacia su madre.

- Tengo ganas de verte
- ....
- No. Mañana no: tengo que salir con mi madre.
- ...
- No. Bueno, no sé. Voy a estar liada toda la semana.
- ...
- Venga, tío, es que no sabría decirte ahora. Mejor me paso yo por el piso.
- ....
- No. Te repito que yo te buscaré.
- ...
- Lo haré. Lo he hecho hoy ¿no?
- ...
- No te hagas la víctima, que ya nos conocemos. Venga, un beso, te buscaré en cuanto encuentre un hueco.
- ...

La forma en que me ha dicho que me echa de menos me ha acelerado el corazón.

- Hasta pronto.

Y click, piiiiiiiiiiiiii


7 Comentarios:

Anonymous mmori dice...

Silencios tan expresivos, elipsis tan significativas, susurros a medias que sugieren tanto como mil verdades gritadas a una multitud...

12:49 a. m.  
Anonymous inwit dice...

En esa línea de teléfono he estado yo, joer, Migue, tú también estabas? Podías haberlo dicho y me echabas una mano!! :¬)

3:41 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

Todos hemos estado al otro lado del teléfono. No hace falta saber lo que dice el otro para saber lo que dice el otro, jejeje.
Por cierto, en otro momento de la novela aparece esta misma conversación pero justo al revés: se oye lo que aquí se oculta y se oculta lo que aquí se lee.
Pero no creo que sea necesario postearla. De momento.

6:21 p. m.  
Blogger David Franco Monthiel dice...

jejejeje
julandron
ke ganas de leerla así de un tirón, aunque parece que estamos volviendo a la "novela folletin" o mejor dicho a la novela de blog. Imprezionante.

6:57 p. m.  
Blogger el que deambula dice...

Preséntamela por Dios. Estoy enamorado de esta niña. Besos.

12:56 a. m.  
Blogger garcía argüez dice...

Jajajaja, pues no puedo presentártela porque no existe, así que si la encuuentras hazmelo saber, pues yo también la quiero. Aunque eso sí: lo que sí que he encontrado son fragmentos de ella esparcidos por otras muchas mujeres. A esas, de momento, es a las que hay que seguir el rastro. Jejejeje.
Besos.

6:52 p. m.  
Anonymous Yto dice...

Pues yo creo que, básicamente, sí existe. Si no fuera así, ¿cómo podrías encontrar en otras fragmentos suyos?. Es más, recuerdo perfectamente el vestido que llevaba cuando el Universo fue creado, eh, Chapa?

9:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home