martes, julio 26, 2005

bla, bla, bla...

¿Hay que experimentar para poder expresar? ¿No hay literatura si lo que se va a transmitir no se ha experimentado con anterioridad? ¿O todo puede ser pura invención? Argumenta: límite entre experiencia y creación.
Ardua pregunta, pardiez. Más que vivir, en el sentido de tener una experiencia para luego contarla, lo necesario es sentirla. No necesito ser una chica para escribir sobre ella. Me vale con sentir lo mismo que ella siente, que será, a la postre, lo que ha de sentir aproximadamente el lector. A fin de cuentas, lo que la literatura busca es trazar esas líneas puntiagudas que unan los corazones, el del personaje, el del autor y, sobre todo, el del lector, que en el fondo son el mismo. Uno inventa las historias, pero no las emociones que desencadenan. Que el autor las haya experimentado en su pellejo puede ayudar, pero eso no garantiza nada.
Entrados en el s. XXI, en donde impera lo multimedia ¿El Teatro es la hermana malavenida de la Literatura? ¿Es necesario y obligatorio que la Admón. Pca. le ayude a subsistir en su actual estado U.V.I. o habría que asumir su defunción?
En la UVI? En la UVI estará el mercado teatral, la industria, los teatros... pero el teatro como fenómeno colectivo sigue latiendo por todas partes. Acércate a cualquier colegio: todos los años seguro que los niños hacen teatro, en los Centro de Adultos, en los institutos... apostaría a que en todos los pueblitos que conoces hay un grupo aficionado de teatro ensayando ahora mismo, seguro... De crisis nada. Lo que, a lo sumo, está en la UVI es el teatro como mercancía cultural, como negocio. Y si en eso debe entrar o no la administración, no sé, ella verá...
La literatura como catalizadora del ser humano hacia la autoobservación.
Así dicho queda un poco horrible, pero sí, algo así es la literatura: un deslumbrante microscopio (o telescopio, no sé) con el que mirar lo que tenemos bajo la piel y también sobre las cabezas...
En "Los búhos" [pág. 171] la protagonista nos da una exhaustiva definición de lo que debería ser la literatura actual. ¿Qué dice al respecto el autor que la creó?
Bueno,"Los búhos" se escribó hace mucho y uno creía entonces que tenía que decir muchas cosas importantes que hasta entonces nadie había dicho ¡Craso error de pipiolo! Ahora, con los años, descubres que uno, como individuo, no tiene nada nuevo que decir. Ahora se trata de hacer que las palabras hablen por sí solas, de dejarse decir a través de uno...
El personaje protagonista de “Los búhos” se muestra como una persona formada; de profundos conocimientos clásicos y con un alto nivel intelectual. Transmite que la desdicha y la angustia vital es directamente proporcional a la formación de la persona. ¿La cultura es un arma de doble filo para la persona desde el punto de vista existencial?
Bueno, hay muchas formas de que se te revelen los conflictos del mundo: estar tristemente solo, por ejemplo, o ser explotado por un trabajo miserable, o recibir la noticia de un diagnóstico fulminante... todo eso te da una visión mucho más compleja del mundo que, por ejemplo, cuando estás viendo los informativos. Y quizás la cultura, entendida como sistema de signos que generan preguntas, dudas y conflictos (la cultura, como la ciencia, debiera generar más preguntas que respuestas) sea otra de esas formas. Aunque en el caso de la prota de "Los búhos" su desdicha la motiva más bien el hastío... bueno, y las drogas...
Situación editora en la provincia de Cádiz. Cómo ser escritor y no morir en el intento.
Buf. No sé. Supongo que como casi en todos sitios: regular. No estoy demasiado al tanto. Aunque desde luego, lo que no debe uno pensar es que la situación editorial de la provincia (o del mundo) es algo de lo que deba depender tu superviviencia como escritor. Si no, apañados estaríamos...
La música: tu conexión con ella; ¿Qué te aporta? La música rock, el punk, la movida de los '80..., ¿Qué aporta a tus libros?
La música ha sido y es para mí tan importante como las palabras. Quizás más. Mis más fértiles acercamientos al fenómeno poético llegaron con discos, antes que con libros. Desde adolescente, siempre estuve muy interesado en profundizar en las letras de las canciones que oía. Traducía lo que podía, en el caso de bandas anglosajonas. Sigo defendiendo el pop y el rock (y ya casi el hip-hop) como el más importante vehículo de expresión poética que muchísima gente tiene ahora a su alcance.
Literatura con mayúsculas. Para crear, literalmente hablando, ¿Qué hace falta?
No se. Lo primeros ganas de hacer cosas. Lo segundo, tener clara la importancia capital, y digo CA-PI-TAL, del lenguaje en la vida de todo ser humano, como individuo y como colectividad. Tercero, lanzarse al monte sin pensárselo ni mucho ni poco....
Cuando el artísta crea.. ¿acuden las musas o hay que salir a buscarlas?
Hay que buscarlas, como las busca el albañil a pie de andamio o la señora que limpia la escalera de unas oficinas. El artista no es ningún ser especial ni su trabajo tiene nada de místico.
¿Para qué crear textos?
Para decir cosas que no alcanzan a decir las palabras cuando las usamos en la dirección en la que nos marcan políticos y periodistas. Para cuestionar constantemente el mundo y no perder el norte. Para encontrarnos unos a otros. Para espantar a los tiburones, como los naúfragos que nadan abrazados en círculos en medio del mar. No sé. Podría decir un millón de motivos más...
En "El Bombero de Pompeya", hay cuentos en los que recuperas historias consabidas, pero que maquetas en un medio y con unas coordenadas actuales, pongo por caso el diluvio universal o la toma de Troya. Aparte de ser todo un hermoso ejercicio de creatividad y erudición, ¿se podría decir que es una sutil forma de atrapar al lector e inducirlo a pasearse por hechos y acontecimientos que de otra forma jamás captarían su interés lectora?
Bueno, gracias por los piropos, pero es más bien una manera de ver que las personas seguimos siendo las mismas en cualquier época y lugar, y que los resortes emocionales que nos mueven son básicamente los mismos desde que el primer mono bajó del árbol. O quizás desde antes, lo cual nos debería reconciliar con todos los seres, jejeje, pero, bueno, tampoco quiero parecer un profeta "new age"...
Boom de escritores: mucho ruido y pocas nueces; mucha paja y poco trigo o ¿es que el nivel académico/artístico ha subido una barbaridad?
No creo que ahora haya un boom o algo así: piensa que el 99% de los grandes textos literarios que ha debido producir la humanidad posiblemente nunca hayan sido publicados. Eso de los booms, las crisis y las modas son cosas del mercado editorial, que es una parte absolutamente minoritaria del hecho literario.
El carnaval... gaditano medular. Tu relación es bien estrecha...
Mucho. Muchísimo. Oigo, escribo y participio en chirigotas desde que tenía trece añitos. Así que imagínate: soy casi un "freak" de las coplas. Sobre todo del carnaval de calle, que es donde se cuece el espíritu verdadero de todo esto: la sátira, el ingenio, la rebeldía, la libertad... aunque en los concursos y el carnaval "oficial" cada vez me parece todo menos interesante y mucho más falso.
¿Y a Cádiz (Bahía)? ¿Qué le falta?
Nada: la gente de a pie lleva ya mucho sintiendo y viviendo eso del "Área Metropolitana" (vivir en Chiclana, trabajar en San Fernando, ir a un concierto a Puerto Real, tapear por Cádiz... ). Son los políticos los que llevan años de retraso en eso de "la sensibilidad común" con respecto a la gente, que ya hace "bahía" por su cuenta desde mucho antes que los políticos se plantearan el rollo del proyecto de mancomunidad.
¿Es "El pan y los peces" una revisión intelectualizada de un espacio único e insustituible? ¿Un toque de advertencia sobre la situación tan precaria de la memoria histórica de la Bahía?
Espero que sí, aunque ese libro es sobre Chiclana, que es un caso de precariedad de la memoria realmente alarmante y descorazonador. Con respecto al resto de la Bahía, la verdad es que no sé...
Tu último libro publicado, "Cambio de Agujas" todo un alarde de imágenes literarias y ritmo lírico. Háblanos de él.
Bueno, pues ¿qué te voy a decir? Que es fruto de muchas horas de darle vueltas al asunto, pero también de muchas reflexiones comunes con mucha gente, de darle vueltas al eterno fantasma de saber si escribir poesía hoy sirve para algo. Y finalmente uno decide que sí, que sirve y que si no decimos las cosas de otra manera, no hay forma de decirlas. "Cambio de agujas" es, ante todo, un canto de la sedición y una invectiva contra las falsedades con que nos hacen comulgar.
Una lectura que recomendar para el veranito, todo no va ser chiringuito, poco, o nada, dormir y aguita salada..., habrá que darle divertimento al intelecto, ¿no?
Ufff, se me ocurren mil. Bueno de poesía, entre otros, podríamos recomendar un libro que acaba de salir: "La Travesía Encendida" (Vitruvio, 2005), del imprescindible poeta sevillano Jose María Gómez Valero. De novela, podría estar bien releer cualquier cosa de Calvino: "Las cosmicómicas", por ejemplo. "El Quijote" lo releeremos mejor el año que viene, jejeje.

DATOS BASICOS PARA INSERTAR EN UN RECUADRO:
Un lugar en dónde te reconcilies con el mundo Un cuerpo
Un hecho histórico a resaltar El fin del capitalismo (que digo yo que llegará algún día ¿no?)
Un personaje a quien emular Un cronopio
Una obra de arte a destacar Los ojos de mi perra
Viajar... sirve para... Cuestionar tus certezas
Leer... sirve para... Pues más o menos para lo mismo

3 Comentarios:

Blogger David Franco Monthiel dice...

Donde ha salio esto, miguelange? qué cosas dices usted!
jajaj
un abrazo

9:02 p. m.  
Blogger el que deambula dice...

Interesante. Me han entrado ganas de hacerte más preguntas. Aunque mejor en persona o por mail, que por cierto, ya escribí uno a la direccion que tienes en el blog. Un abrazo!

Me voy a la cocina a echar un pito de caña... AL CALDERO!

8:10 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

DAVID: Revisya Rivadavia, nº28, verano 2005. Besos.
ÁNGEL: Recibido tu correo. He estado fuera unos días, te respondo en breve.
Por cierto, la comparsa cuyo estribillo citas al final no me gustó demasiado, jejeje.

10:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home