sábado, mayo 28, 2005

chica con falda roja

De "Chica con falda roja", una célebre bitácora de interesante recomendación para entrar de vez en cuando, un post que me ha gustado.

Durante casi dos años, todas las tardes volvía del trabajo en el coche de una joven colega muy divertida. Irene conducía bien y rápido y solía enfadarse con los que en la M-30 intentaban colarse a toda costa y aprovechar el más mínimo hueco para ponerse delante. Les ponía a parir aunque con una sonrisa de oreja a oreja y les dejaba bien clarito que no se iba a achantar. "¿Adónde irán con tanta prisa?", se preguntaba a menudo.
Un día le conté que Erich Fromm mantenía en El miedo a la libertad, algo así como que los habitantes de las grandes ciudades están poseídos por la urgencia. Salen de trabajar y bajan las escaleras corriendo para no perder el primer metro o se lamentan si al llegar a la parada del bus este se les escapa. Si van al volante de su coche se ponen nerviosos si el que va delante frena y no se apura para pasar el semáforo en ámbar; les molesta tener que ceder el paso al que se les cruza porque eso retrasa su vuelta a casa. Y lo peor de todo es que no saben para qué corren, porque la mayor parte de las veces cuando llegan a su casa se aburren.

2 Comentarios:

Blogger Bo Peep dice...

Pues gracias por colgar aquí mi post. Me ha hecho mucha ilusión verlo fuera de mi casa.

11:13 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

No hay de qué, un placer repostearle a usted. Aquí tiene usted su casa...

10:02 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home