martes, abril 12, 2005

la agenda suma y sigue

Bueno, a estos a ver quién los para: Martín, Juan y Ramsés, tres aventajados e irrepetibles alumnos de la Escuela de Letras de Chiclana, a pecho descubierto, se han lanzado a la aventura de la palabra viva y, junto a los acordes de la guitarra eléctrica del Canino, estarán dando un recital brutal en la sala Pay-Pay (Cádiz) este jueves 14 sobre las once de la noche. Además de potentes poemas propios, han seleccionado para el recital textos del gran David Franco (con él creo que abren fuego esa noche) y otros del gran David Eloy Rodríguez (con el que cerrarán el recital) además de versos de gente como L. M. Panero o Bukowski. Cita ineluduble para amantes de la palabra en directo. No os los perdáis.
Un botón de muestra para saber por dónde andarán los tiros esa noche:

un poema es una ciudad llena de calles y cloacas,
llena de santos, héroes, pordioseros, locos,
llena de banalidad y embriaguez,
llena de lluvia y truenos y periodos
de ahogo, un poema es una ciudad en guerra,
un poema es una ciudad preguntando por qué a un reloj,
un poema es una ciudad ardiendo,
un poema es una ciudad bajo las armas
sus barberías llenas de borrachos cínicos,
un poema es una ciudad donde Dios cabalga desnudo
por las calles como Lady Godiva,
donde los perros ladran en la noche y persiguen
la bandera; un poema es una ciudad de poetas,
muchos de ellos muy similares
y envidiosos y amargados...
un poema es esta ciudad ahora,
a 50 millas de ninguna parte
a las 9:09 de la mañana,
el sabor a licor y cigarrillos,
sin policía, sin amantes, caminando en las calles,
este poema, esta ciudad, cerrando sus puertas,
fortificada, casi vacía,
enlutada sin lágrimas, envejecida sin pena,
las montañas rocosas,
el océano como una llama de lavanda,
una luna carente de grandeza,
una leve música de ventanas rotas...
un poema es una ciudad, un poema es una nación,

un poema es el mundo...
y ahora pongo esto bajo el cristal
para el loco escrutinio del editor
y la noche está en cualquier lado
y lánguidas damas grises se alinean
el perro sigue al perrro al estuario
las trompetas anuncian los patíbulos
mientras los hombrecillos deliran sobre cosas
que no pueden hacer.

de Charles Bukowski

1 Comentarios:

Blogger David Franco Monthiel dice...

Intentaremos ir a ver a los chavale. un abrazo miguelangel

12:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home