miércoles, abril 13, 2005

el día de tu santo

El día de tu santo
te hicieron regalos muy valiosos:
un perfume extranjero, una sortija,
un lapicero de oro, unos patines,
unas zapatillas de marca y una bicicleta.
Yo solamente te pude traer,
en una caja antigua de color marrón,
un montón de semillas de naranjo,
de pino, de cedro, de araucaria,
de almendro, de encina y de manzano.
Esas semillas son pacientes
y esperan su lugar y su tiempo.
Yo no tenía dinero para comprarte algo lujoso.
Yo simplemente quise regalarte un bosque.


de Jairo Aníbal Niño