viernes, abril 29, 2005

cita

A toda la hermandad:
El próximo sábado 7 de mayo a las 13 horas en la feria del Libro de Cádiz (Museo del Mar), celebraremos la venida al mundo de un libro de poemas de su seguro servidor.
"Cambio de agujas" se llama la criatura ¿os suena? Se confirma que presenta el gran David Franco.
Una buena ocasión para vernos.

— Sigues conjugando lo moderno con lo clásico, pero en este nuevo libro parece que hay importantes cambios a la hora de afrontar los versos…
Bueno, en realidad no es cambio del todo, porque la forma de hacer versos es idéntica y, si te paras a oír con atención, los ritmos y los esquemas métricos son muy similares. Sí hay algunos poemas donde uno trata de difuminar esa frontera brumosa que separa el verso de la prosa pero, al final, a uno le acaban saliendo los heptasílabos y los endecasílabos por los ojos.
— ¿Por qué después de “Ecce Woman” o “La Venus del Gran Poder”, ambos libros de temática amorosa y erótica, te has planteado este volantazo, al menos temático, en este nuevo poemario? ¿A eso se refiere el “Cambio de agujas” a que el título apunta?
No: ese “cambio” no se refiere realmente ni mí ni a mi poesía, sino a la dirección de la vida de todos nosotros. La que nos hacen llevar y la que deberíamos intentar llevar. Cambio de agujas es un poemario que deliberadamente supone una toma de postura ante la poesía y, sobre todo, ante la vida. El libro quisiera ser un canto a la sedición, casi una exhortación a gritos. Todo el libro no es más que una canción de rebeldía alegre, canción que no es mía, como dice una de las citas iniciales, sino de quienes sentimos que las cosas no pueden seguir así, que en el fondo somos casi todos.
— O sea, un libro de poesía social…
¡No, por favor, no! No me digas eso: esa pobretona etiqueta siempre mal usada ya está rancia, desgastada y es inútil y hasta sospechosa. Es resbaladiza y no es fiable para entendernos. Sólo sigue sirviendo a académicos y a mercachifles. Esa reduccionista etiqueta es ya lenguaje del enemigo. No la usemos más, por favor. Hace daño allá donde se aplica. ¡Qué triste que un adjetivo tan hermoso como “social” esté tan deteriorado y tan mohoso! Y más aún aplicado a la poesía…
— El libro parece que tiene dos partes bien claras…
Sí, cierto. Dos partes trenzadas por algunos campos semánticos que le dan cierta unidad. Pero está claro que hay dos partes. La primera “Visión de la máquina” es una radiografía desgarrada de esta estafa que nos venden como vida, ya sabes: el trabajo, el dinero, las mentiras… la vida falsificada, en definitiva. La segunda, la que da título al libro, es un himno a la desobediencia, a la fiesta y a la disidencia, y, sobre todo, a la única palabra que podemos pronunciar sin miedo a que también nos la falsifiquen. La única a salvo de las trampas del lenguaje y del poder.
¿Y qué palabra es ésa?
“No”

7 Comentarios:

Blogger David Franco Monthiel dice...

donde ha salio esto? La voz? diario?
un abrazo

2:43 a. m.  
Anonymous mochuelo dice...

bienvenido sea: deseando estamos...

5:58 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

Aún no ha salido en ningún sitio. Es para un dossier de prensa que anda preparando Diputación o algo así. Realmente, las preguntas me las estoy haciendo yo mismo (lo juro).
Supongo que saldrá en el Diario. De momento, la primicia (jejeje) la tenemos aquí.

7:07 p. m.  
Anonymous Poeta_en_resistencia dice...

Felicidades por tu nuevo libro, hermano...esperamos "Cambio de agujas" con ilusión.

9:43 p. m.  
Blogger Daniel dice...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

6:06 p. m.  
Blogger Daniel dice...

Se anuncia buena la cosecha 2005. Muy bien Don Migue. Nos vemos dentro de prontito.

6:07 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

así será, daniel (lo de la cosecha y lo de vernos)
besos

7:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home