miércoles, marzo 02, 2005

las enseñanzas de nieves

Como ha señalado Pierre Bourdieu, la dominación masculina, en la que viven ambos sexos, es consecuencia directa de una violencia simbólica, que no siempre es directamente violenta ni visible. Esta violencia, siguiendo a Bourdieu, está revestida de neutralidad e impersonalidad y se reproduce a través de estructu­ras milenarias reforzadas en Occidente desde todos los discursos del pensamiento: mítico, filosófico, biológico, teológico y el resto de sistemas de representación -pin­tura, literatura, publicidad, etcétera. Por poner un ejemplo inmediato: La domina­ción masculina ha excluido a las mujeres de la educación y, en la actualidad, las excluye de los puestos de poder que implican la toma de las grandes decisiones. Es una dominación que somete por igual, como ha señalado Bourdieu, a mujeres y hombres a través de mecanismos imperceptibles, pero a las mujeres de una forma más explícita a través de su insignificación histórica.

de Nieves Muriel