martes, marzo 08, 2005

improvisada antología para surfin' bichos (VII)

Pedro vive oscuro y solo en el fondo del bar,
un suspiro de alcohol se escapa de su sangre.
Alguien le responde desde el water, ¿quien será?
Es el Espíritu del Desagüe.
¡Y esos recuerdos que aún le hacen daño,
como un papel de lija amargo!
¡y qué desastre!

Gente abollada,
luces en la ciudad...

"Yo seré tus ojos, nena, miraré por ti",
le prometió el Juanma a su chica.
Ahora él tampoco para de soñar
con gramos de polvo y chutas de insulina.
Luego se despierta y piensa en ella ahí tirada,
medio muerta en una cama del hospital.

Gente abollada,
luces en la ciudad...

Esta mañana, Paco el Loco se ha encontrado
una pistola que su padre tení:
un manojo de tendones y de huesos agarrados,
y en el extremo una cosa que brilla.
Y se ha echado a la calle con la boca apretada,
con la mandíbula cuadrada y la mente vacía.

Gente abollada,
luces en la ciudad...

de Surfin' Bichos