lunes, marzo 28, 2005

de cajón

El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover.

Mark Twain