viernes, diciembre 03, 2004

bazan 1 sepi 0

Y para celebrar la victoria en esta pequeña gran batalla provisional, transcribo (en honor a lo sperros guardianes de "la ciudadanía") esto que Cynthia Marín ha escrito en "Cádiz Rebelde":

Es difícil saber la sensación que deben tener estos personajes cuando por la noche despiden a sus hijos con un beso de buenas noches y un hasta mañana, y a las pocas horas tienen que salir de las furgonetas blindadas, armados y con cara de odio, prestos a excitarse al ver que al otro lado hay unos terroristas despiadados, vestidos con monos azules y pidiendo carga de trabajo para los astilleros.

Es fácil saber que jamás van a pensar (un verbo demasiado complejo para conjugar) en las razones por las que sus jefes no los envían jamás a disolver una reunión de empresarios donde se habla de cómo aumentar la explotación, de cuánta gente echar, de las últimas comisiones en dinero negro, o de cómo canalizar inversiones a zonas donde el beneficio sea mayor porque las condiciones de los trabajadores son peores.

Es difícil saber la sensación que tendrán al volver a sus asientos en la furgoneta, después de disparar balas de goma y comentar con el colega, que esta sí ha debido impactar en la cara de un terrorista que corría a esconderse, el muy canalla, en la fábrica, y que con un poco de suerte lo deja tuerto y en el Hospital una semana.

Es fácil saber qué intereses representan y a quien defienden cada vez que levantan la mano con una porra o disparan. La lealtad que juran a la autoridad, a sus jefes, lleva implícita la prohibición de dudar. La complicidad de una sociedad anestesiada parece suficiente, el resto lo ponen unos euros y unas loas desde algún medio de incomunicación afín.

miércoles, diciembre 01, 2004

el trabajo

a) El tiempo de trabajo cuenta doble pues es tiempo perdido dos veces:como tiempo que sería más agradable emplear en el amor, en el ensueño, en los placeres, en las pasiones; como tiempo del cual disponer libremente.como tiempo de desgaste físico y nervioso.
b) El tiempo de trabajo absorbe la mayor parte de la vida, pues determina asimismo el tiempo llamado "libre", el tiempo de dormir, de desplazamiento, de comida, de distracción. Afecta también al conjunto de la vida cotidiana de cada cual y tiende a reducirla a una sucesión de instantes y de lugares, que tienen en común la misma repetición vacía, la misma ausencia creciente de vida auténtica.
c) El tiempo de trabajo forzado es una mercancía. En todas partes donde hay mercancía hay trabajo forzado, y casi todas las actividades se asemejan progresivamente al trabajo forzado: producimos, consumimos, comemos, dormimos para un patrono, para un jefe, para el Estado, para el sistema d ella mercancía generalizada.
d) Trabajar más es vivir menos.


Copied and pasted de "Cuaderno de resitencia" del gran David Franco. No sé si es posible discutir una sola coma.

el regreso de los mitos

Ángeles caídos
de estrellas demasiado
fugaces
se han venido a posar
justo bajo mis pies cansados.
Llegaron a mí
con perdones vacilantes y encorvados
sífilis infectadas
aromas de algún que otro verano.

Les puse una horrible canción de moda.
La bailaron sin gracia.
Los tiré a la basura.
Me quedé con sus alas.


de Iván Mariscal