domingo, octubre 31, 2004

improvisada antología para surfin' bichos (IV)

Hoy me ha tocado tu mirada
justo encima de las tripas.
Una suave pincelada,
mantequilla derretida.
Mirarte desde este ángulo
me está volviendo loco,
abrázame como si hubiera un terremoto.
Nena, no espero que me digas
nada importante o ingenioso,
sólo quiero que me aprietes
contra tu pecho poco a poco.
Voy a cogerte, voy a abrazarte
y a sacarte todo el jugo,
tú tienes todo lo que necesito en este mundo.
Quisiera tener una memoria
fotográfica, mi niña,
para no perderte ya de vista
ni de noche ni de día.
Mirarte desde este ángulo
me está volviendo loco,
abrázame como si hubiera un terremoto.

de Surfin' Bichos

párrafos ejemplares (III)

Ya estamos de vuelta. Han sido días difíciles porque la verdad es que he sentido ganas, muchas ganas, de colgar cosas en la bitácora, ideas, fragmentos de lecturas, palabras, comentarios, versos y besos, pero ya sabéis que el computer ha estado en cuarentena. Parece que las aguas vuelven a su cauce. Espero que a partir de ahora volvamos a vernos con la frecuencia de siempre. Ya me funciona de nuevo el correo y en seguidita me pondré al día con los post atrasados que no habré podido leer estos días en vuestras páginas, hermanas y hermanos. porno gratis niñas follando
Como celebración, y al tiempo como reacción alérgica a la presión mediática (o sea, el verdadero coñazo) que nos están dando con las putas elecciones yanquis, aquí va un fragmentito del señor P.K. Dick.

La ciudad de Nueva York. La visión inestable de una activa esquina de la calle a la que daba la oficina del doctor Sands. Y más arriba, el prisma triangular del enorme edificio de plástico—una mezcla de compuestos rexeroides de Júpiter—, con su infinidad de pisos, sus innumerables ventanas... y más allá los retropropulsores individuales despegando o llegando a las rampas, en las que los transeúntes se desplazaban en multitudes tan densas que parecían autodestructivas. La ciudad más grande del mundo, cuatro quintos de ella quedaban bajo tierra; lo que Erickson veía no era más que una escasa porción, sólo una traza de su extensión visible. Nadie, en toda su vida, ni siquiera un veterano, podía verla integra; la ciudad era demasiado extensa.

De Philip K. Dick

lunes, octubre 25, 2004

aviso para navegantes

Amigas y amigos, hermanas y hermanos.
Si habéis entrado estos días en esta vuestra bitácora y veis que no hay nada nuevo, no penseis en una deserción, una bajadita de ánimos ni nada parecido. Falataría más.
Es simple: tengo el ordenador en el quirófano (de hecho cuelgo esto desde un ciber)así que no dejéis de visitarnos porque en unos días seguiremos en la trinchera.
Que nadie se baje del carro.
Besos enormes para todo el mundo.

miércoles, octubre 20, 2004

los errantes

En La Palabra Itinerante estamos todos como niños estrenando traje nuevo, contentos como ascuas, alegres como soles, porque el amigo, el hermano, el maestro Juan Antonio Bermúdez ¡al fin! ha acabado su tan esperado libro y tan incendiaria mercancía rula ya por los correos electrónicos de la familia como una buena nueva que nos llena de dicha y nos confirma que la espera ha merecido la pena. El señor J. A. Bermúdez es uno de los poetas más pudientes y perezosos que conozco. Si no el más. Y su libro “Los Errantes” es una de las lecturas más abrumadoras, intensas, emocionantes y cegadoras que me he echado a los ojos en mucho (y digo mucho) tiempo. Sabíamos que algo gordo fraguaba en su lentitud y su parsimoniosa demora por los poemas que nos había ido dejando caer con cuentagotas, pero el resultado es sencillamente demoledor. He leído verso a verso con la calma y la fruición del matemático perverso que mira la foto de la pequeña Alicia y he perdido el aliento, he gemido de gusto, me he echado las manos a la cabeza, he vuelto los ojos en blanco, he sentido ganas de saltar e incluso (y no es coña) se me han saltado las lágrimas en algunos momentos de la lectura (¡dios mío, qué poema final!). Si estamos entre todos escribiendo un puzzle, hermanos, el bueno de Juan Antonio acaba de hacer encajar de golpe varias piezas de ésas de las más complicadas. No quepo en mí. No cabemos en nosotros. Este libro va a llegar muy lejos. Muy hondo (bueno, si no se queda apalancado en un cajón por la habitual huevonería bermudiana - que ya nos encargaremos de que no-).
Con los ojos cerrados (da igual qué versos, todos son enormes) selecciono dos poemas.

Equivocaciones, vocaciones

Casi todos los papeles que me nombran mienten
me he visto en fotografías que nunca me hicieron
los que me elogian o me insultan jamás han compartido el pan conmigo
publican su veredicto sin mirarme a los ojos
como el que firma un contrato sin leerlo

yo mismo escribo en un idioma que aún no aprendí
recuerdo ciudades que no he visitado
tengo todavía en los labios el sabor de una mujer que tal vez no me besó

mis dedos aprietan el aire caliente que dejó su piel
como el que abraza el cadáver de un desconocido

Génesis (versión muy libre)

Una mujer y un hombre alumbran
con la luz de sus ojos
el agujero negro de los siglos

un hombre y una mujer pintan
sobre una noche en blanco
la bóveda con sus constelaciones

una mujer y un hombre siembran
el árbol de la ciencia
en el filo desnudo de la sangre

un hombre y una mujer cuentan
en su piel arrugada
las anillas de un tronco milenario

una mujer y un hombre inventan
el nombre de los peces
en el albor de todos los idiomas

un hombre y una mujer bailan
en coro con sus padres
sus hijos y los hijos de sus hijos

Taxidermistas

Somos de fuego y adoramos la ceniza
nos da pavor la quemadura y somos llamas

taxidermistas, traficantes
del ingrato suicidio rutinario
del miedo y la renuncia

embutimos la muerte en las agendas
con estopa de planes y proyectos
mientras la vida pasa y nos invita
a su delirio de molinos
al soberbio festín de las palabras
al aguacero de la música
a los masajes y a los dátiles

guiña un ojo la vida en su columpio
y apartamos la vista

nos da pavor la quemadura y somos llamas


de Juan Antonio Bermúdez

una vez mataron a un hombre

Una vez mataron a un hombre
y todos callaron en silencio
el asunto se olvidó
los periódicos dijeron no sé qué
de no sé quiénes.
Otra vez una mujer
sin nombres ni apellidos
me miró en un bar-restaurant
mientras derretía un terrón de azúcar
en lo que supongo, sería un café.


Nada trascendió más allá de esa anécdota.


de Manuel Ortega

lunes, octubre 18, 2004

cuatro versos a colación

Los buenos mueren primero.
Y aquellos cuyos corazones están tan secos

como el polvo del verano
se queman hasta el tuétano.


de William Wordsworth

la traición de def con dos

Ya olía mal que Def Con Dos (después de haberse separado con la dignidad de la cabeza alta y el deber cumplido, con un buen reguero de canciones-bomba y antes de caer en la autoparodia) anuncien que regresan. Ya me olía mal. Pero, para colmo, en una entrevista, ante una pregunta sobre el top-manta y la piratería musical, van y dicen esto:

Lo que no puede ser es que NADIE SE COMPRE UN PUTO DISCO. Tiene que haber un equilibrio. Una cosa es bajarse algunos discos de la red y otra cosa es LA MAFIA del top manta. Creo que, aparte de SGAE y otras vainas, sólo se puede evitar el pirateo concienciando a la peña de que si TODO se lo baja gratis, terminarán por no poder bajarse NADA porque no habrá música que bajarse. Si no nos da alguien de comer volveremos a atracar bancos como antes

En fin. Hasta los robles más fuertes terminan cayendo bajo las hachas. Esta, de todas formas, es una traición que me ha dolido. Y es que uno no puede nunca estar del todo seguro de que el que camina con firmeza por tu misma trinchera no es, en el fondo, portador secreto del virus. Deberían haber desarrollado el síndrome en secreto, no resicutando un nombre, una banda y una bandera por la que sentimos en su momento respeto y simpatía.
Que dios nos pille a todos confesados.

domingo, octubre 17, 2004

no necesitaron nunca

No necesitaron nunca
intercambiar curriculums
de fracasos por amantes.
Ni se exigieron la prueba del sida
para follar sin condón.

Ni siquiera fue necesario
dejar constancia de haber leído
a Bukowsky ni conocer a Buñuel
para escribir poemas con las manos,
como se comen las sardinas.

Y las uvas.

de María Gómez

la canción del parque

Prohibida la entrada a perros,
bicicletas y balones
para juegos infantiles
—las consolas son mejores
y así el nene queda en casa,
no se junta con los pobres
niños malos de la gente
de la calle y no nos jode
cuando crezca con preguntas
insidiosas como: ¿Dónde,
dónde quedan los hallazgos
de la ciencia si no comen
de personas en la tierra
no sé cuántos ya millones,
papaíto? Mamaíta,
¿no se pueden sembrar coles
que remedien sus almuerzos
en el parque en vez de flores
por supuesto necesarias
pero luego, tras los postres?

PROHIBIDA LA ENTRADA A PERROS
BICICLETAS Y BALONES


de Luis Melgarejo

dudas razonables

Ya os he hablado de "Memento Mori", una bitácora por la que siento una especial predilección. Esta mañana he vuelto a visitarla y debo, de nuevo, reproduciros aquí uno de sus singulares y extrañamente hermosos escritos.

Ya no es cuestión de preguntarse quiénes somos, de dónde venimos o adónde vamos, sobre todo cuando sabemos que no lo vamos a saber nunca.La cuestión ahora es tan simple como intentar saber por qué inspiramos después de espirar, o por qué nuestros párpados se abren y se cierran involuntariamente. Si ni siquiera nos controlamos a nosotros mismos, ¿cómo vamos a controlar el mundo que nos rodea?Me aterra la idea de que el pelo y las uñas me seguirán creciendo, aún después de muerto. Me aterra y me fascina. La vida que lucha por perpetuarse, como la célula que se reproduce, como el agua que se evapora, podrían entenderse como muestras de tesón verdaderamente loables.Lástima que sean sistemáticas, mecánicas, irracionales.Fusionarse con el todo no es un consuelo, porque no es una opción.Ya no es cuestión de preguntarse quiénes somos, de dónde venimos o adónde vamos, sobre todo cuando sabemos que no lo vamos a saber nunca.La cuestión ahora es tan simple como intentar saber por qué inspiramos después de espirar, o por qué nuestros párpados se abren y se cierran involuntariamente. Si ni siquiera nos controlamos a nosotros mismos, ¿cómo vamos a controlar el mundo que nos rodea?Me aterra la idea de que el pelo y las uñas me seguirán creciendo, aún después de muerto. Me aterra y me fascina. La vida que lucha por perpetuarse, como la célula que se reproduce, como el agua que se evapora, podrían entenderse como muestras de tesón verdaderamente loables.Lástima que sean sistemáticas, mecánicas, irracionales.Fusionarse con el todo no es un consuelo, porque no es una opción.

el día de la resurrección

Y llegó el día de la resurrección.
Tan doloridos y cansados nos levantamos de la tierra
que casi hubiésemos preferido
quedarnos, amor mío, en las cálidas mortajas.
¡Qué sabor a luciérnagas endrinas
en las negras gargantas de la noche!
Había luces y antorchas,
hogueras a lo largo del campo
y un extraño deambular de almas
perdidas, soñolientas y asustadas.
¿Y dónde está ahora Dios?
decían algunos temblando de frío,
¿para qué se nos ha hecho salir
del dulce sueño de la muerte,
la oscura y apacible maternidad
de este sueño sin escamas?
Vagamos, amor mío, en la noche sin saber
qué hacer ni adónde ir.
Te busqué lentamente
entre aquella muchedumbre
de sombras aturdidas, amor mío,
pero sólo vi extraños cuerpos
y rostros asustados.
Pasaban las horas y el frío crecía,
y crecían también el miedo y la extrañeza.
Dios no aparecía y fue entonces
cuando todos decidimos regresar a la tierra,
a los tibios brazos del sueño del cáncer
y acurrucados al fin en nuestros huesos amarillos
tuvimos, amor mío, la triste certeza
de que alguien, mucho tiempo atrás,
nos había estafado con extrañas promesas.

improvisada antología para surfin' bichos (III)

El hombre del tiempo
dice que del cielo va a llover maná.
Lluvia de tripas, tripas en llamas
clamando piedad.
La Familia Lagarto
predica en el desierto del Sahara,
predica con el ejemplo.

Y a mí me gustaría ser tu perro, tan feliz...
Con tan poquitos deseos, tan feliz...
Y sin tener que trabajar, tan feliz...
Me gustaría ser tu perro, tan feliz...

Tus manos de niña
no pueden tapar la espita del gas.
Abriste la llave,
ahora ya nada, nada será igual.
Mi rabo clavado en el suelo
me impide salir volando de aquí.
¡Guau!
Llámame, y haz algo grande por mí.
Cógeme y hazme un perro feliz.
Muérdeme y hazme un perro feliz.
Sílbame y estaré junto a ti
como un perro feliz...

de Surfin' Bichos

definición de verdad

El señor Iván Mariscal nos ha hecho llegar un extracto de una página sobre las teorías del caos(¿en qué anda usted metido últimamente para andar con estas, señor Mariscal?) que, efectivamente, no tiene desperdicio. Me limito a reproducirla aquí para que el que teng oído que oiga.

Creatividad: Definición de Verdad

La verdad es algo que se vive en el momento y que
expresa nuestra vinculación individual con el todo. No
es algo relativo, pero tampoco es una idea que pueda
adquirirse y ser medida con las palabras, como si
fuera un punto fijo y estático. A la verdad no se
llega mediante la técnica o la lógica, no podemos
estar de acuerdo o en desacuerdo con la verdad. La
verdad es lo que nos mantiene unidos y cada uno debe
hallarla individualmente a partir de las condiciones
únicas de su propia vida.

La verdad puede ser captada en cualquier lugar y
momento, en lo pequeño o en lo grande. Sin embargo
nuestra mente llena de convicciones, gustos, opiniones
y emociones no siempre nos permite dedicarnos a
observar, simplemente observar. Nuestros prejuicios,
muchos de los cuales innatos, limitan nuestros grados
de libertad para la creatividad.

La creatividad puede aparecer, y de hecho aparece, en
cualquer momento de nuestras vidas. Si, por ejemplo,
al contemplar un árbol, hacemos una abstracción de
nuestro conocimiento de los árboles y vemos un árbol
absolutamente nuevo, las desviaciones únicas de sus
ramas, sus nudos y retorcimientos, los juegos de aire
y de la luz entre sus hojas. En ese momento estamos
contemplando la verdad del árbol. "La existencia está
más allá del poder de las palabras para definirla.
Pueden usarse términos, pero ninguno de ellos es
absoluto" (Lao Tsé).

A veces un momento de clara intuición nos hace
exclamar: "¡Ya lo tengo!". Puede ser un momento en que
vemos algo que puede ser trivial para cualquier otro,
pero en nosotros ha originado un punto de bifurcación
en el sistema caótico que forma nuestra mente, que
cambia nuestras perspectivas para apoderarnos de la
autenticidad de nuestra experiencia de la vida.

Una vez alcanzado dicho punto de bifurcación, se abre
el flujo a la creatividad en el cual la autoconcinecia
desaparece, el tiempo se desvanece o se llena por
completo, la actividad nos absorbe completamente. Se
es perfectamente consciente del momento y de lo que
ocurre y no existe en la mente ni la menor
preocupación por la posibilidad de equivocarse. Se ha
llegado a un punto de autoorganización del caos.

En estos momentos de creatividad nuestro "yo" ya no es
el que nos ha creado la sociedad, ese yo cargado de
categorías, nombres, máscaras, experiencias, sino que
es un yo caótico, que también es el no yo, porque está
conectado con el mundo. De hecho los trastornos
mentales no son una realidad caótica, como parece,
sino todo lo contrario: son un yo rígido y cerrado al
mundo.

En la creatividad caótica es muy importante la
diversidad. Cuando se agrupan distintos individuos
(distintos (sub)sistemas caóticos) se forma un
tremendo potencial creativo: se unen, cada uno con su
propia creatividad autoorganizada, para perder algunos
grados de libertad, pero descubrir otros muchos
nuevos. Es interesante que si se juntan varios
sistemas caóticos los grados de libertad aumentan,
mientras que si se tienen que juntar varios sistemas
hechos artificialmente, con orden artificial, los
grados de libertad disminuyen mucho, si es que queda
alguno.

viernes, octubre 15, 2004

párrafos ejemplares (II)

Estaba pensando en la Antigüedad, cuando los romanos llegaron a este lugar, hace mil novecientos años, hace tan sólo unos días. Y desde entones, la luz brilla sobre este río, sí, pero es como una luz que brilla un instante en la distancia o como un relámpago entre las nubes. Vivimos el instante que dura esa luz y ¡ojalá dure mientras nuestra vieja tierra siga dando vueltas! Pero la oscuridad dominaba este lugar ayer mismo. Imaginen lo que sentiría el capitán de una magnífica -¿cómo se llamaban?- trirreme del Mediterráneo al recibir la orden de trasladarse al norte: lo llevan por tierra, a través de la Galia y le dan el mando de una de esas naves que los legionarios -que debían ser unos hom­bres muy habilidosos- construían a centenares y según parece, en uno o dos meses, si es que debemos creer cuanto se es­cribe. Imagínenlo en este lugar, en los confines del mundo, con un mar del color del plomo, un cielo del color del humo, en un barco menos recio que un acordeón, y remontando este río con abastecimientos, bancos de arena, pantanos, bosques, bárbaros, muy poco que comer para un hombre civilizado y nada que beber aparte del agua del Támesis. Ni hablar de vino de Falerno, ni hablar de bajar a tierra. Aquí o allá, como una aguja en un pajar, algún campamento militar aislado en territorio hostil, frío, niebla, tormentas, enfermedades, el exilio y la muerte, la muerte acechando en el aire, en el agua, en la maleza. Debieron ha­ber muerto como moscas. Oh, sí, pero él lo logró. Y le fue muy bien, sin duda, y, además, sin pensar demasiado en ello, excepto después, quizás para jactarse de todo lo que había tenido que pasar. Era lo bastante hombre para enfrentarse a las tinieblas. (…) Desembarca en un pantano, atraviesa los bosques y, en algún enclave del interior, se topa con la barbarie, con la verdadera barbarie, que lo rodea por todas partes, con toda esa misteriosa vida salvaje que acecha en los bosques, en las selvas, en el corazón de los salvajes. Y no existe iniciación a tales miste­rios. Tiene que convivir con lo incomprensible, que también es detestable. Claro que también posee cierta fascinación que lo va atrapando. La fascinación de lo abominable, ya saben.

De Joseph Conrad

jueves, octubre 14, 2004

los húmedos suburbios

Porque esta ciudad es viscosa y tiene aristas
que hilvanan con alambre las desgracias,
y el invierno tiende trampas y cartones
en los labios de la boca de su estómago
y hay bocinas que acusan
y hay relojes roedores
y hay ceniza que amé carne,

he saldado mis diplomas a la puerta
de una iglesia, abjurando de sus dioses,
y sin permiso ni destino, como un paria,
corro tus húmedos suburbios.

De Juan Antonio Bermúdez

miércoles, octubre 13, 2004

gopegui

La señora Belén Gopegui ha levantado la sangre de los bienpensantes con su novela, recién sacada a la luz, El lado frío de la lamohada,donde, al parecer, no se corta un pelo, como una gata panza arriba, defendiendo la revolución cubana. En laentrevista escondida en el título del post, pueden ustedes leer sus valientes declaraciones a pecho descubierto, de las que extraigo aquí un puñado al azar. Son respuestas a preguntas, como se intuye, todas del mismo corte, pero emociona cómo esta mujer echa redaños y, al responder, no le tiembla la voz.
En estos tiempos de recatamiento y domesticación, de intelectuales de manitas blancas y ladradores de la voz de su amo, que gente como Belén Gopegui tenga esta valentía me parece secillamente inexplicable. Brindemos, amigos, por esta tenaz guerrillera.

El modo de producción capitalista tiene que ejercerse con una continua violencia porque la realidad es más amplia y se le resiste.Continuamente debe reforzarse, afianzar posiciones, atacar de nuevo (...)
No somos muy pocos (
los que defendemos la revolución cubana). No tenemos tribunas, no tenemos púlpitos como sí los tienen las Rosa Montero y companía que nos acusan de ser doctrinarios. Pero somos muchos, a veces quizá demasiado dispersos. En cuanto a los medios de comunicación de grandes grupos, imagino que Cuba ha sido abandonada porque en este momento ya ha empezado a cundir la voracidad, el deseo de obtener beneficios si se produjera la llamada transición que buscan (...)
Si la democracia es que el pueblo participe en los asuntos del gobierno, la participación en Cuba es más habitual y en más materias de lo que lo es aquí. Creo que Cuba quiere avanzar hacia una democracia participativa que es por lo que habría que luchar tanto en Cuba como aquí. Si usted se refiere por encarcelar a detener, juzgar y que después se produzca una pena de prisión, desde luego que no se ha hecho eso con personas que no están a favor del régimen, sino con personas que trabajaban para organizaciones directamente controladas y financiadas por la misma agencia de inteligencia que contribuyó a derrocar violentamente a Salvador Allende.
No estoy segura de que un escritor de ficciones sea exactamente un intelectual, sí creo que contribuye a crear el imaginario colectivo y que su papel es el de procurar, como mínimo, que ese imaginario no sea falso.

resaca de la ternura

Así que muchas gracias, hermanitas y hermanitos, por vuestra compañía y por estos esos días dulces de vino y rosas

No sé qué prefiero,
Si la belleza de las inflexiones
O la belleza de las insinuaciones,
El silbido del mirlo
O el instante posterior a él.

de Wallace Stevens

pensión peris mencheta

Viajeros que bailan
así despreocupados por el mundo
se detienen a esta hora a descansar.
Estamos en la zona sin nombre.
La zona sin bandera.
La zona del exilio.

Una isla de nómadas perdidos,
un refugio para torpes montañistas
que no buscan coronar ninguna cumbre
sino sólo saludar a las montañas,
un albergue para gente que pasa sin ruido
salvo sólo el que produzcan sus pasos y sus risas,
un puerto para náufragos y marineros pobres,
un hotel pequeñito sin botones ni gerente,
una choza comunal, un asilo para el frío
una fonda perfecta donde parar un rato.

¡Sean todos bienvenidos
a la vieja estación de los golfos
y de los vagabundos!
Reclinados en las mesas
descansan de sus tránsitos enormes.
Beben vino y encienden extraños cigarrillos
y toman algún trozo de fruta de la cesta.
Son cómodos y gratos
estos viejos sillones y divanes,
las hamacas, los catres,
las alfombras y colchones
orondos y encendidos
con antiguas cicatrices del amor.
Siempre hay alguien descansando,
siempre hay gente sonriente
con la que echar un rato
de charla, de caricias, de risas, de deseo,
siempre hay alguien que quiere
saber de tus andanzas,
a veces cuentecillos divertidos
y otras veces relatos asombrosos que se cuentan
de noche frente al fuego.

Aquí se para el tiempo
y sólo fluye el éxtasis.

Oh, vosotros, peregrinos sin motivo,
romeros hacia el limbo,
saltimbanquis, transeúntes,
caminantes errabundos,
perritos callejeros,
trotamundos ambulantes,
tenaces andarines,
incansables polizones del mundo:

Vosotros que sabéis
de la exacta dimensión de la tierra,
del dolor de los zapatos
y la luz de los caminos,
vosotros,
hijos de nadie
vosotros algún día
heredaréis el reino de la calle.

jueves, octubre 07, 2004

estudios elementales

Vamos a ver: Lee la noticia despacio a ver si la logras comprender bien: dice este titular de prensa que más de un tercio de la población de la ciudad donde vivo no tiene completados los estudios elementales. ¿Eso qué significa exactamente? A primera vista, cualquiera que desconozca la realidad local diría que es un claro síntoma de que esta población debe ser mayor y que la pirámide demográfica envejece. Pero de eso nosotros sabemos que nada de nada: uno de los más altos (o no sé si incluso el mayor) índices de natalidad del entorno y un crecimiento del censo espectacular, desmedido y asombroso (para bien, para mal) conforman hoy un nuevo perfil sociocultural del paisano. Así que creo que debo leer de nuevo la noticia porque sigo sin comprenderla. De pronto, pienso en la cantidad de gente de mi generación que no completó los estudios. Y esos no son viejos. No, señor. De entre mis mejores amigos y amigas podría hacer una buena lista de quienes no "terminaron" nunca el colegio. Y ahí van, sobreviviendo por la vida con la frente bien alta (no diría lo mismo de muchos amigos licenciados) ¿Y entonces qué? ¿qué significa eso? En una sociedad academofílica, educativómana (perdón por los dos palabros que acabo de sacarme de la manga), estos amigos míos (y miles más a los que no conozco) sobrevivieron y hoy son personas ni más felices ni infelices que un funcionario de clase A. Tendrán posiblemente menos sueldo (y menos vacaciones), pero es posible también que mejores recuerdos de su juventud temprana. ¿Y a qué viene toda esta perogrullada ? Pues que sinceramente, al leer esa noticia, me reafirmo en que desconfío de que se mida el nivel cultural de un pueblo por los diplomas de sus gentes. Una cosa es el sistema educativo y otra la cultura. Un pueblo formado no es un pueblo culto. Ni un pueblo culto es un pueblo sabio. Para medir la cultura de un pueblo no deberíamos acudir a sus expedientes académicos, sino, por ejemplo y entre otras muchas otras cosas, al estado y sentido de su biblioteca. Pero ese es otro tema sobre el que habrá que reflexionar uno de estos días.

jarras golpea fuerte

II (Suicidio)

Puso flores en el balcón
Para atraer a las abejas.
No buscaba su miel
Sino sus aguijones


V

Cuando la patinadora resbala
Las cuchillas no espantan
El fracaso.

X

La única solidaridad consiste
En caer heridos o muertos
Por la misma ráfaga


XIII (Teoría)

La libertad son los gatos.


XIV (Teoría política)

La libertad son los gatos.
Atrápalos.


XX (Lección)

En el breve Kamasutra
Del hombre contra el hombre
Sólo se conocen dos posturas

La de arriba.
Y la de abajo.

XXVII (Mal amor)

Cuatro hombres jugaban
A las cartas.
Uno ganó.
Tres perdieron

XXXV

No desdeñes el tamaño del enemigo.
El mosquito
También te considera su víctima.
de Manuel Fernando Macías

nota oficial de la palabra tinerante

Bueno, supongo que a estas alturas no habrá nadie que no lo sepa aún, pero por si alguno o alguna todavía no se ha dado por aludido o aludida, cuelgo esta nota de prensa oficial de L.P.I.

Os esperamos enLugar: SevillaCalle: Peris mencheta
Nota:pues sí, queridos palabreros. el lolo la ha vuelto a liar con su sugerencia (nos quitamos el sombrero). LES ESPERAMOS A TODOS LOS QUE PUEDAN Y LES APETEZCA
Este sábado NUEVE de octubrepara vivir en mencheta esa vida loca y sus fiestas de guardar (europe is livin a celebration). mikis como maquis, no disparen al pianista, all you need is love. correrá el agua mineral a raudales y no miraremos la televisión. será un poco como en aquel día del padre (¿recuerdas?). y no nos meteremos, por un día, con el partido comunista ni nada.
Póngannos a los pies de sus señoras y señores. no nos pongan a los pies de los caballos. saluden al guardian entre el centeno. proclamen entre sus amigas las bondades del amor libre. inclúyannos en sus oraciones.
Les queremos.
jose y david

miércoles, octubre 06, 2004

improvisada antología para surfin' bichos (II)

No puede pasar una sola vez en que oiga esta canción sin sentir ganas de abrazar al señor Iván Mariscal

Aunque a veces pueda beber
hasta estrellarme, y aunque también
un día pudiera arruinarme el cuerpo
y la vida, has de saber que
mis huesos son para ti.
Aunque me veas clavándome los dedos
en el centro del hígado hacia adentro,
abriéndolo como un pan
y repartiéndoselo a los perros,
y repartiendo caos en mi familia
y puñetazos a todos los demás,
mis huesos son para ti.
Y aunque pueda perder el culo por una noche,
por una sombra de ojos una noche,
escupiendo besos de pitón,
no soy yo.
Mis huesos son para ti.

de Surfin' Bichos

augé

El ilustrísimo señor D.E. Rodríguez Ramajo me (nos) ha enviado una interesante entrevista a Marc Augé, un antropólogo que ha estudiado muy seriamente el continente africano y a sus 70 tacos, conserva una lucidez mental y una sabiduría sorprendetes. Basten unas líneas de la entrevisa sobre un tema de... ¿cómo se dice?... "rabiosa actualidad" para ver la rapidez de reflejos conceptuales del señor Augé.

-Acaba de aprobarse el matrimonio gay
-Por ejemplo. En el fondo, en sentido estricto, ese matrimonio gay es reaccionario.
-¿Por qué?
-¡El ideal de vida homosexual era el de futuro! Existía relación y libertad individual. Casarse, en ese sentido, es retroceder.
-No sé si le comprendo.
-El matrimonio fue concebido e instituido en nuestra cultura por los romanos cuando la esperanza de vida era de 45, 50 años. Y aun así tenían divorcio y repudio. ¿Usted se imagina hoy casarse a los 22 y seguir viviendo con la misma persona a los 92 años?
-Romántico: 70 años de luna de miel.
-Lo mismo sucede con la herencia y la propiedad privada. Hoy se ven sometidas a la distorsión de la longevidad. Si usted hereda cuando su padre muere a los 95, usted tocará herencia alrededor de los 70 por lo menos. La ciencia y la tecnología han hecho enloquecer a nuestras instituciones y el derecho a duras penas puede sancionar lo que la realidad y la sociedad tienen que gestionar. Estos conflictos se resuelven en imágenes.
-En teleseries.
-En medio de un silencio atronador y de la ausencia de auténtico debate. Y de algo más amenazador: el regreso de las religiones integristas llenando ese vacío. Es desolador cómo los fundamentalistas islámicos, cristianos, judíos intercambian amenazas.

lunes, octubre 04, 2004

renta básica de olvido

Ha habido que leerlo con calma porque es un libro tóxico, agrio, deslumbrante y doloroso. Pero ahora sí que podemos decirlo a boca llena, amigos: hace un año ganador del Premio Ciudad de Lepe, atrasada demasiado su publicación, ya podemos hincarle el diente a Renta Básica de Olvido, el gran libro debut del inigualable hermano, poeta, músico y activista David Franco Monthiel. Una visión realmente desoladora sobre el (des) amor y el conflicto, pero por debajo de la cual laten una insinuada pasión por la vida y un verdadero canto épico a la superviviencia. Versos llenos de sorpresas verbales, especialidad de la casa, y de imágenes poderosas. Un tono entre coloquial y lírico que hiere muy adentro.
¡Otro triunfo de todos, hermanos, así que aullemos de dicha!
Recuerden el título del libro (Renta Basica de Olvido) y, de paso, recuerdo la dirección de su interesante y amorosamene actualizada bitácora "Cuaderno de Resistencia"
(http://www.dabolico.blogspot.com/)

También dejo aquí un poemazo tomado del libro:

Como se olvidan los sabores
De una almohada que nos vio enfermos
Como se olvidan los crujidos de esa máquina
Que cada mañana nos devora
Y el domingo escupe pedazos
Como se olvidan los números

Que nos dan cuando niños a cada momento
Como se olvidan las escalas de tactos.
Como nos enseñan a olvidar cada día
Como se aprende a olvidar cada día.

de David Franco Monthiel

sábado, octubre 02, 2004

improvisada antología para surfin' bichos (I)

Porque ni los años (ni las décadas) pasan para las buenas canciones.

Amas lo desconocido

No sé qué te atrae de alguien como yo.
Sabes que no puedo ofrecerte el sol.
Si buscas seguridad,
nada hay seguro a mi alrededor.

Creo que estás loca al acercate a mí,
¿no sabes que puedes contagiarte así?.
Si miras en mi interior
verás el vacío, verás el fin.

¿Qué es lo que quieres conmigo?
¿Acaso amas lo desconocido?

Difícil equilibrio tendrás que guardar
subida a mi antena de televisión.
¿No sabes que es mi hogar?,
algo incómodo, pero ¡tan cercano a Dios!.

Mira este desorden y pregúntame.
Gotas pulverizadas te responderé.
Nada hay seguro cuando
tantos frutos caen una y otra vez.

Quiero que vengas conmigo,
los dos amamos lo desconocido.

de Surfin' Bichos

viernes, octubre 01, 2004

mamá, quiero ser crítico de cine

El otro día fui al cine a ver una película muy bonita y muy triste que cuenta la historia de un señor que es tetrapléjico y que se quiere morir porque está muy amargado y que se enamora de una muchacha que tiene una enfermedad degenerativa en el cerebro y está en una silla de ruedas y entonces los dos se besan y se quieren suicidar juntos.
Me comí un paquete gigante de palomitas.
Me gustaron mucho.

Las palomitas.

Y la peli también.

el agüelo gómez valero

¡Hemos vuelto a ganar!
Don Jose María Gómez Valero acaba de propinar otro de esos escasos pero efectivos derechazos a la huidiza mandíbula del tóxico mundo de los premios literarios con un libro ya fornido, corregido y re-corregido, maduro, que ha dado mil vueltas por esos extraños mundos de dios, que ha sido rechazado por editores bobos y que antes de ganar ya ha perdido en mil lides feroces, como el gladiador que ha sobrevivido con el cuerpo lleno de cicatrices.
¡Una nueva cabeza con la que adornar la sala de trofeos de La Palabra Itinerante!
¡¡Estamos todos de la dicha que no cabemos en nuestros pechos!!
Una pelas que nunca vienen mal (confesemos: que siempre vienen muy bien) y un nuevo libro que pronto saldrá al mundo. Un libro que será necesario. Que ya lo era hace tiempo.
No tenemos a mano el libro ganador, pero mientras que el gran Josemari nos envía la versión definitiva con la que ha ganado (qué premio era ¿el Ciudad de... Cáceres? ¿el Ciudad de... Mérida?...) podemos vibrar como posesos con uno de esos imprescindibles poemas suyos.
Agüelo: es usted el más grande.

Nos resulta difícil escapar.
Porque en todos los sonidos de la tierra
escuchamos el último murmullo
del ahorcado.
Nada podemos hacer
salvo sentarnos al borde del camino,
confiar en que el ruido
de los carros al pasar nos ensordezcan,
inventar tal vez las palabras
terribles como el odio
que luego haremos desaparecer
rodando cielo abajo.
Porque somos como las espinas del rosal,
grandes osos polares
sorprendidos por el deshielo,
porque somos como las espinas del rosal,
afiladas
pero
diminutas.

sonríe mi niña

Juanjo Barral, enorme persona, enorme poeta, enorme novelista, paisanu por derecho, hablador seductor e incansable que nunca cansa a nadie, amador generoso de amigos y enemigos, nos ha enviado a casa la última entrega de su "Cuaderno de Almería". Sus vacaciones estivales en una playa andaluza (Juanjo es de Ovieu) deja en cada septiembre el dulce y hondo poso de un libro de poemas impagable. No sé cuántas entregas lleva ya. Todos publicados en la irrepetible colección "La Última Canana de Pancho Villa", de la que un día hablaremos en profundidad.
En los cuadernos de Anatol puede uno encontrarse flashes tan deslumbrantes y hermosos como éste:

sonríe mi niña
que la vida se levanta
hoy
con buen pie.
Y el puesto de zancadillas
ha cerrado

de J.J. Barral

el traje espacial de purjaus

Purjaus es una banda de ¿pop-rock? ¿punk-rock? ¿pop-punk? ¿hard-pop? al demonio las etiquetas. Es una banda buenísima. Una gente joven y con una ya larga carrera, un magnífico nivel creativo y canciones como puños. Os hablo de ellos porque estos días, al fin, me he hecho con su último trabajo "Mi traje espacial", cinco canciones como cinco soles. Lleva el disco tres días sonando en el equipo del salón y todos los muebles de la casa ya corean las canciones dando botes. Energía y talento derechos al corazón. Una producción impecable (a cargo del productor Collin Preston, responsable entre otros de Skunk Anansie) y unas letras que siguen sumando puntos a la carrera lenta pero imparable de una de las bandas con mejor proyección y más carisma del undergorund gaditano.
En el título del post anda su página web oficial.