lunes, junio 28, 2004

canción para la princesa de un planeta secreto

Amor todo el del mundo
en córvida cascada
por la ciénaga tersa de tu cuerpo
lograré en otra vida derramar
mujer extraña que bailas
desnuda alrededor de una hoguera tan fría
que planeas en la lluvia
que vas de visita al corazón
de la nieve y los volcanes en flor
mujer que has masticado
las vísceras enormes de la tierra
que te bañas en las nubes
que vistes tu cuerpo con palabras
que te bebes un torrente de planetas
que rompes con tu grito
los témpanos de azúcar
el vino de la lluvia
los ángeles que habitan en el barro
que saltas que te escondes
detrás de las moléculas
mujer de pan mujer de sangradera
de música de algas de gasoil

qué figuras veo que trazan
los peces que pasean
por el fondo azul de tus ojos de niña.

epístola irreal

Alteza: He venido hasta vos para hablaros de vuestro pueblo. Es vuestro pueblo, Alteza, contradictorio y extraño y por eso ha ido trazando su historia (esa misma historia que vuestros ancestros mandaron escribir para mayor gloria de vuestra estirpe y vuestro linaje) a golpe de pecho hinchado y de estómagos vacíos. Pero vuestro pueblo, Alteza, no es el que sale en la televisión agitando banderolas de colores y gritando de emoción al ver a vuestra familia. Ese pueblo no es el que vos en realidad gobernaréis ni el que ahora gobierna vuestro padre, Alteza. Ese es un pueblo de goma espuma y papel couché, construido por los decoradores del feudo a vuestra imagen y semejanza y a imagen y semejanza de vuestra realidad irreal por los escribas y los fotógrafos, por los tertulianos radiofónicos y las revistas del corazón, por los historiadores rancios, los políticos obsecuentes y los presentadores de noticieros. Ese pueblo deslumbrado por el glamour, las medallas militares, las flores de plástico, los sombreros de las damas de la sangre azul y las baldosas de mármol donde bailan valses las princesitas descalzas, ése no es, Alteza, ni vuestro pueblo ni el mío.
Vuestro pueblo y el mío, Alteza, tiene un corazón que late en silencio oculto por los altavoces de la propaganda del régimen e intuye en lo hondo que vos y todo lo que vos representáis no sois más que residuos de tiempos arcaicos conservados para mantener la falacia del reino y sus fronteras, de sus gestas y su idioma, de sus banderas y sus leyes. Vuestro pueblo, como el mío, sabe, Alteza, que no hay argumentos para sostener la falacia de vuestra dinastía y vuestros exclusivos privilegios. No se oye en parte alguna la voz de vuestro pueblo, Alteza, pero su eco resuena claramente por las calles y las tabernas, allá donde no llegan del todo los altavoces del régimen y las luminarias de los salones regios. Pero por debajo de la algazara de celebraciones y verbenas los latidos ocultos del corazón de vuestro pueblo, Alteza, susurran en secreto que esta tierra mañana será republicana.

jueves, junio 24, 2004

el tonto del pelotón

Además
la vida del tonto del pelotón vale más que cualquier bandera. Él siempre estaba callado con ganas de huir unas ganas de huir que le quemaban la garganta pero callaba-y recibía los golpes más innobles en silencio.
Hasta que un día
explotó.


de Pedro del Pozo y Toscano

viernes, junio 18, 2004

poema hostil

Exacto:

Se vuelve a combatir tras recoger
los restos del naufragio, la derrota
que queda entre las algas milenarias
varada en las arenas del tacto y la memoria.
Sin miedo ni esperanza de las playas
al bosque de la vida se regresa.
Pero algo
—un algo de por dentro del estómago
que sube hasta las sienes como el odio,
un algo como el orden que a todas mina y pudre
personas convincente hasta el derrumbe—
se cruza y se alza en medio a veces, sí.
Y entonces,
¿cómo emboscarse entonces?

Palabras como golpes, compañeras.


de Luis Melgarejo

excursión al bosque

Pateando la sierra de los Pinsapos, en el corazón del bosque,un colega, recordando una frase de su abuelo, nos dio unas palabras para mejor vivir:

No dejes carril por coger trecho

miércoles, junio 09, 2004

el cinefago

Una bitácora para irredentos devoradores de películas, de las grandes de la historia del cine y de las del videoclub de la esquina. Irónica y sin complejos. Unos párrafos al azar:

No es tiempo hoy de criticar la labor de Jackson y compañía, sino de indignarme por algunos comentarios que elevan al "Señor de los Anillos" a la categoría de película mítica o mejor dicho de trilogía mítica.
Pregunta: ¿Algunos de estos insensatos ha visto "La guerra de las galaxias"? ¿O "El Padrino"? ¿O "Indiana Jones"? ¿O incluso la terna de films de Berlanga sobre los Leguineche?
Parece ser que hay mucho fanático, que no fan del trabajo de Peter Jackson, mucha gente jóven y casi infantil que no sabe lo que es disfrutar con, por ejemplo, la amenazante tranquilidad de don Corleone, la frialdad de Michael, la agresividad de Sonny o la insoportable soledad de Kay, por no hablar de la fotografía de Gordon Willis, el diseño de producción de Dean Tavoularis o la inmortal música de Nino Rota. Por si no lo cogéis yo soy fan, que no fanático de Coppola y de sus gangsters. Es mejor tener a la mafia de tu lado y no al arquero elfo de orejas puntiagudas.

lunes, junio 07, 2004

don hipólito y el mayo del 68

He visto por la televisión local del sitio donde vivo una entrevista a don Hipólito, irrepetible personaje, marqués de la miseria, republicano a gritos, ex-alcohólico no anónimo, empedernido lector, viajero fabuloso, polizón de la vida, ex-presidiario político, caballero de la pobreza y la calle, vividor intenso, capitán de las tabernas, hábil espadachín dando sablazos, valleinclanesco protagonista de una tragicomedia de calmo final, conde de los desheredados, perdedor feliz, maestro sabio, espíritu libre, abuelo del infortunio y la libertad.
Don Hipólito, refugiado político en los últimos sesenta, bohemio comunista en el París del 68, vagabundo por los ambientes universitarios de La Sorbona, presenció en primera linea el mayo francés. Su visión de las cosas es rotunda:

La revolución estudiantil comenzó por una cosa muy simple: una ley estúpida que impedía a "los" estudiantes entrar en los dormitorios de "las" estudiantes. Podeis creerlo. Por eso comenzó todo. Esa fue la chispa. Todas las otras cosas, la imaginación al poder, la playa bajo el asfalto, la represión policial y la traición de los sindicatos llegaron luego. Pero todo comenzó por un problema de logística amorosa.

esta noche he oído decir a Aquiles:

aún es pronto para pensar en matar príncipes

domingo, junio 06, 2004

soy ateo

Si yo creyera en dios no podría vivir. Estaría todo el día dándole gracias por estar vivo. Estaría agradeciendole constantemente la vida.Tendría que pasarme todo el día rezando.
No tiene sentido.

sábado, junio 05, 2004

benito murió de muerte natural

Así eran las cosas cuando no había más color que el de las gafas con las que se mira: una absoluta hominidad de cauces de hipocondríaca verdad. Sí yo te digo llamame no me llamas, cuando te digo que no me llames más en tu puta vida, marcas mis números, no hay quien te entienda. Laura tomó violentamente un cigarro de la pitillera que le había regalado en el aniversario de su primer polvo, cogió una cerilla y le prendió fuego como quien quema el bosque de la bruja mala. Serás puta, mala pécora,no te dije que no me llamaras....Y mi mujer.... y mis hijos.... y mi cuenta telefónica....no te da vergüenza llamarme siempre a cobro revertido. Laura apagó el cigarro, lo miró con desprecio y se comió la colilla. Bueno y encima ahora esto que si yo ya no te quiero, que si he cambiado mucho en los últimos meses, que si patatin, que si patatán, que si despiertas y ves que estoy dormida, que si hoy ya no es mejor que nunca, que si crees que me ves cruzas la pared, que si hago chas....tú sabes perfectamente que yo nunca hago chas, que yo no se que es eso, que yo te sigo queriendo, que nada ha cambiado, que contigo pan y cebolla, y churros con chocolate, ¿o es que ya no te acuerdas cuando desayunabamos juntos en Casa Perico ?, las risas que nos hacíamos,... ¿y las pizzas que nos hacíamos?, le echabamos de to, salchichas, tomate, choppe, salchichón, mortadela, chorizo del picante, chorizo del no picante, mortadela, ajo frito, salchichas, tomate, hamburgesas de pollo, hamburguesas de cerdo, hamburguesas de gato...je,,je,,je, es una broma, Benito murió de muerte natural.

de Lolo Ortega en Persiga esa góndola

una pintada

Al que busca lo imposible se le niega lo posible