lunes, octubre 18, 2004

cuatro versos a colación

Los buenos mueren primero.
Y aquellos cuyos corazones están tan secos

como el polvo del verano
se queman hasta el tuétano.


de William Wordsworth