sábado, septiembre 11, 2004

la calle en llamas

La calle está en llamas. Arde el asfalto. Hay un incendio en la autovía. Caen farolas como árboles talados, llamean contenedores y hay gente enmascarada con monos azules y con palos y con piedras en las manos. Los esbirros del régimen, con sus cascos, sus botas y sus escudos, cercan a los obreros. Enormes furgones oscuros escupen perros uniformados. La Bahía de Cádiz está de nuevo en pie de guerra. Astilleros no se cierra. Sé que todos nosotros, ciudadanos de a pie, estamos demasiado narcotizados con nuestros coches y nuestros planes de pensiones, con nuestros negocietes y nuestra nómina, con nuestra tele de plasma y nuestros teléfonos móviles, para percatarnos de ello: pero todavía, mal que nos pese a nosotros cuando nos cortan la carretera, queda en este pequeño rinconcito del litoral gaditano un escondido corazón proletario, unas esquirlas de conciencia luchadora y bravía dispuestas a hacer ruido y echarse a la calle cuando peligra no ya sólo el pan sino también la dignidad y el respeto frente a las grises confabulaciones de la macroeconomía.
Y esos penúltimos guerreros son, sin duda, la gente de Astilleros: Cádiz, San Fernando y Puerto Real unidos en la sedición, codo con codo, frente al imparable (todos sabemos que imparable) Goliat. Vemos las imágenes de esos insurgentes y no vemos que detrás de esos monos y esos pañuelos en los rostros se esconden pacíficos padres de familia como los que vemos cada día en el bar de la esquina, obreros de toda la vida, nada amigos de revueltas ni alborotos, que si se lanzan a la calle a enfrentarse a los perros de los caciques es porque no hay ya otra forma de lucha más que la revuelta, el combate callejero, la insurrección y el motín, el ruido y el fuego, porque, como dijo El Roto, “si quieren convertirnos el mundo en un mercado, que se acostumbren al regateo”.La batalla (quizás la guerra) se ha perdido. Podrán quitaros el pan, pero no la decencia. Ni siquiera sé si se trata de morir de pie, pero qué gran triunfo, hermanos, si habéis decido al menos morir matando.

8 Comentarios:

Blogger David Franco Monthiel dice...

NO SE CIERRA.
NO SE CIERRA.
Aunque lo cierren.
Que vengan con las llaves.

12:30 p. m.  
Blogger Kostas H. dice...

Por desgracia, lo cerrarán machacando..., como siempre han hecho, y no porque quiera ser pesimista pero, con la que llamaron la RECONVERSIÓN DEL ¿88? -creo- a gran número personas se las quitaron de en medio... De las pocas batallas ganadas en aquellos días, una fue la de REINOSA... -"¡Reinosa, Reinosa, así se hacen las cosas!"- y, aún así, días más tarde los verdes oliva arrasaron salvajemente esta población. El poder (o el PODER) nunca tiene reparos -aunque lo aparente-, ni siquiera cuando hay niñ@s por medio, tal y como se ha viene demostrando siempre y, más últimamente. ¿Qué nos queda entonces?, complicada respuesta, complicada.

6:10 p. m.  
Blogger Kostas H. dice...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

6:11 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

Bueno, amigo, siempre nos queda el derecho al pataleo y eso, si lo piensas, no es moco de pavo. Siempre nos quedará arrodillarnos ante dios mientras blasfemanos entre dientes, siempre nos quedará mirar el reloj las menos veces posibles, siempre nos quedará no creernos nada de lo que nos dicen, siempre nos quedará bailar alrededor del fuego, siempre nos quedará cantar canciones que digan que no, reir en las misas, comer con las manos, mear fuera del tiesto, amar a la hora que queramos, dejar de santificar los días laborables...
Siempre nos quedarán las fiestas debajo de los puentes.
Te aseguro que esas cosas SI que les joden de veras.

8:58 p. m.  
Blogger Kostas H. dice...

Estoy de acuerdo contigo: todo lo que no sea callarse, les "jode" bastante. La única forma de acabar con la palabra, es acabar con la vida y para eso, aún les queda mucho, a pesar de todos los intentos que demuestran a diario (incluida la supuesta "clonación terapeútica").
Abrazos más que solidarios.

3:17 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

que es la Clonacion terapeutica, Julio? (perdon por las erratas y faltas de tilde, pero estoy en un teclado holandes y no doy pie con bola, jejeje)
Salud y resistencia

12:19 p. m.  
Blogger Kostas H. dice...

La "Clonación terapeútica" es el nombre que se ha dado perfeccionar la clonación, justificándola como uno de los bienes posibles para la humanidad... (¿la humanidad de la que se benefician los laboratorios, los ejércitos, las economías mundiales...?), puesto que pueden "diseñar" tejidos humanos, por ejemplo, "perfectos", y sustituir a aquellos que estén dañados. Es "TERAPEUTICO" porque se aplican a determinadas terapias, a las regenerativas, como es el caso que te comento. ¿Un avance comparable al de los cultivos transgénicos?.
Suerte en tu asueto holandes, menos mal que la lluvia allí parece que no moja... y que escribirás pocas palabras con eñe... jejeje. Y ya sabes, ¡lo mejor de todo es perderse...!

6:24 p. m.  
Blogger garcía argüez dice...

Pues eso de la clonacion terapéutica no suena nada bien. De todas formas, ya llevan décadas clonando exitosamente nuestro pensamiento. Y eso sí que suena horrible.
Y no quisiera parecer un patriota barato, pero realmente echo de menos la "enne". Creo que fue don Félix Grande quien dijo que nuestra única patria es nuestra lengua (o dijo nuestra infancia?)

6:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home