miércoles, julio 21, 2004

la impostura del misionero

No puedo creerlo. Llevo casi dos semanas entrando en http://www.imposturas.blogspot.com/ creyendo que era la esperada bitácora del Lolo, y veo cosas extrañas y yo preguntándome ¿pero qué coño está haciendo Lolo? Porque con Lolo uno nunca sabe cómo va a ser sorprendido ni por qué insospechado flanco. Pero hete aquí que en la URL sobraba un punto.  Y hasta hoy no he descubierto el error.
Pero una vez subsanado, en fin, ahora sí que sí. El gran Lolo Ortega, el irrepetible Lolo Ortega, el extraterrestre Lolo Ortega nos concede al fin la que posiblemete será la bitácora más lúcida y ácida de la red.
Ahora sí que sí.
Que tiemblen todos.

De botón de muestra el post de arranque.

Tengo un viejo guión del programa de Ana Rosa Quintana sobre mi mesa. Un café que ya no quema. Un ordenador encendido. Unas cuantas cosas más que hacer. Un móvil que puede estar pasando su último día a mi lado. Tengo sabor a café en la garganta. Los ojos medio cerrados. La ventana medio abierta. Unos albañiles hacen obras en mis oídos. Golpean con un cincel mi frente. Me recuerdan a mi padre. Oh, os voy a hablar de mi padre. Mejor aún, os voy a hablar de vuestros padres. Me voy a tomar la tensión
Fin de la presentación

Lolo, por cierto, entra en la otra dirección (con el punto) ... mera curiosidad.