viernes, julio 09, 2004

hombre se escribe con hacha

Porque no es complicado estoy buscando:
Cielo- árbol- piedra – dignidad- hermano
Son fieles las palabras del pobre
Fabricar collares con sus perlas se debe

Así que hay que lamer los pies de estas palabras
Libándoles el polen de su ciencia inexacta
Buscándolas tal vez colgando de las tetas
De una loba que amamanta los cachorros del verbo.

Ahí está nuestro papel de sabuesos dormidos.
El de enfermeras mancas con dos corazones.
El de barrenderos que saben que la escoba
Sirve para escapar de la caza de brujas.

Es nuestro papel y con tenerlo nos basta
Es nuestro papel y por esto hay que decirlo.
Y volcar en los textos palabras para el hombre
Con los gestos de azúcar que obliga el oído.


de Manuel F. Macías