sábado, junio 05, 2004

benito murió de muerte natural

Así eran las cosas cuando no había más color que el de las gafas con las que se mira: una absoluta hominidad de cauces de hipocondríaca verdad. Sí yo te digo llamame no me llamas, cuando te digo que no me llames más en tu puta vida, marcas mis números, no hay quien te entienda. Laura tomó violentamente un cigarro de la pitillera que le había regalado en el aniversario de su primer polvo, cogió una cerilla y le prendió fuego como quien quema el bosque de la bruja mala. Serás puta, mala pécora,no te dije que no me llamaras....Y mi mujer.... y mis hijos.... y mi cuenta telefónica....no te da vergüenza llamarme siempre a cobro revertido. Laura apagó el cigarro, lo miró con desprecio y se comió la colilla. Bueno y encima ahora esto que si yo ya no te quiero, que si he cambiado mucho en los últimos meses, que si patatin, que si patatán, que si despiertas y ves que estoy dormida, que si hoy ya no es mejor que nunca, que si crees que me ves cruzas la pared, que si hago chas....tú sabes perfectamente que yo nunca hago chas, que yo no se que es eso, que yo te sigo queriendo, que nada ha cambiado, que contigo pan y cebolla, y churros con chocolate, ¿o es que ya no te acuerdas cuando desayunabamos juntos en Casa Perico ?, las risas que nos hacíamos,... ¿y las pizzas que nos hacíamos?, le echabamos de to, salchichas, tomate, choppe, salchichón, mortadela, chorizo del picante, chorizo del no picante, mortadela, ajo frito, salchichas, tomate, hamburgesas de pollo, hamburguesas de cerdo, hamburguesas de gato...je,,je,,je, es una broma, Benito murió de muerte natural.

de Lolo Ortega en Persiga esa góndola