lunes, mayo 31, 2004

señoras y señores: la gran pepa parra

Maestra Pepa, señora de los verbos, dama enorme del prodigio y de la música, princesa encendida del verso y la sonrisa, emperatriz de las agujas de cristal helado, zarina sin corona de los aires, enséñanos a abrir el corazón para cantar como tú cantas, danos luz para nuestros dedos y un viento dulce que inflame nuestros oídos... Mas líbranos de todo mal. Amén.

Nadie sabe qué músicas se debaten debajo
de la carne o del sueño.
A veces, cuando duermes,
apoyo la cabeza en tu regazo
y escucho el remolino de tu sangre, los ruidos
de la selva que encierra tu piel como un secreto.
Un viento te recorre por dentro, despertando
un bullicio de hojas e insectos. Suben voces,
crujidos en la hierba, y alas frágiles
surcan el cielo tibio de tu vientre:
mariposas de agua y de torrente, azules
libélulas, alondras de líquido plumaje.
Y nadie sabe.


de Josefa Parra

1 Comentarios:

Blogger carmen moreno dice...

Y, lo más importante, una gran persona.

1:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home