lunes, mayo 24, 2004

memento mori

Una bitácora ácida,interesante y, por momentos, estremecedora. Poesía, filosofía, existencialismo y un toque de malsana ironía desde el sur del sur. De muestra, un fragmento casi al azar:

El Sol es una biblioteca. Una enorme biblioteca esférica. Los volúmenes se apilan en sus paredes como las celdas en una colmena. Si alguien entrara y iniciara una lectura reposada e inteligente, podría tener acceso al conocimiento absoluto de la humanidad, de todas las humanidades.
Pero el calor es insoportable, y el fuego crepita impasible.
Registros acásicos en descomposición, humanidad desperdiciada, papel en llamas. Al fin y al cabo, somos efímeros.