miércoles, mayo 19, 2004

la máquina trata de arrancar

Bueno... no sabemos muy bien por qué ni para qué, pero aquí estamos.
Es una fría tarde de lluvia en la vieja Europa. En esta oscura estación abandonada nadie nos ha dado permiso, pero hemos agarrado los controles de la locomotora y vamos a intentar que este tren de rumbo incierto trate de arrancar.
A ver a qué paisajes nos llevan estas extrañas vías...